TALLER DE ESCRITURA "A ORILLAS DEL BU REGREG" DEL INSTITUTO CERVANTES DE RABAT

Bienvenidos al blog de los participantes del TALLER DE LECTURA Y ESCRITURA CREATIVA, un curso especial que realizamos desde hace siete años en el INSTITUTO CERVANTES de RABAT (MARRUECOS).
Aquí damos a conocer los EJERCICIOS DE ESCRITURA que se proponen en clase y que realizan nuestros alumnos. Pero también publicamos colaboraciones de nuestros lectores.
Muchas gracias por leernos y por compartir con nosotros este espacio.
Ester Rabasco Macías (profesora del Taller)
Rabat, febrero de 2017.

En el taller...

En el taller...
Aquí estamos, un día de mayo de 2016...

IMÁGENES DEL TALLER

IMÁGENES DEL TALLER
Comentando un cuento...

lunes, 17 de diciembre de 2012

“TE HE ESPERADO” de AIXA ABOUNAI

Aixa Abounai leyendo...

Te he esperado con tristeza,
te he esperado con ilusión.

Te he esperado con cariño,
te he esperado con pasión.

Pero así no me basta.
Más allá del sentimiento,
quiero esperarte con la razón,
más allá del intelecto
quiero esperarte con adoración.

Aïcha Abounai.
Rabat, noviembre de 2012
Poema basado en “TE QUIERO” de Luis Cernuda.

“UNA MAÑANA FRENTE A LA ESTACIÓN DE MARRAKECH…”

   Un bello día de primavera, en que Marrakech se halla perfumado por la flor de azahar, un sentimiento de ligereza me invade mientras estoy delante de la estación del tren en la que espero a mi amiga. Miro alrededor de mí: los viajeros que acaban de bajar del mismo tren que yo, intentan encontrar un taxi o esperan a alguien.
   Me fijo en una chica joven negra, que sin duda alguna procede de algún país del sur de África. Curiosa, continúo observando su esfuerzo y el comportamiento de los taxistas. No oigo lo que dicen, pero al cabo de un momento los alrededores de la estación se vacían. Los taxis libres pasan sin pararse y siguen ignorando el gesto de la chica joven. Cuando mi amiga llega, le propongo recoger a la joven y llevarla adonde quiera ir. En este momento un taxi se detiene y la muchacha sube al vehículo. Miro al taxista… ¡Es negro!

Aicha Abounai
Rabat 2 diciembre de 2012
Ejercicio basado en la tarea de “Escribir un microcuento con temática social”

viernes, 14 de diciembre de 2012

“TE HE BUSCADO” de RKIA OKMENNI


Te he buscado a todas horas,
desgranando lentos y eternos minutos
que caen en medio de multitud de relojes.

Te he buscado todos los días,
borrando huellas de decepción
y con hondas miradas de súplica.

Te he buscado todas las noches,
en el sueño, en las ondas de cualquier emisora,
arrastrada hacia el alba por el insomnio.

Te he buscado año tras año,
dibujando tus rasgos en el espacio
y ojeando rostros entre muchedumbres.

Te he buscado con enfado,
te he buscado con compromiso,
con insistencia y con ilusión.

Pero aún así no me basta...
Más allá de la ficción,
quiero buscarte en el tiempo.
Más allá de tu presencia,
quiero buscarte en tu ausencia.

Rkia Okmenni
Rabat, 30 de octubre de 2012
Texto basado en “TE QUIERO” de Luis Cernuda.

“CEREMONIA” de ABDELLAH EL HASSOUNI


Abdelkadder se había sentado con su compañero al fondo del bar de la plaza central del pueblo y esperaban sus cafés. Quería celebrar, hasta de lejos, el nacimiento del hijo tan esperado. El día anterior, habían cobrado sus sueldos de aquella quincena y habían hecho provisiones con el fin de preparar una comida especial para ese domingo: un tajín de pollo al limón. Hacía un cierto tiempo que ambos habían dejado a sus familias y habían emigrado al sur de Europa y allí se hallaban allí instalados como albañiles clandestinos.
Un camarero rubio y fornido se había presentado a su mesa con una botella y dos copas de champán en lugar de los cafés. Tenía una mirada provocadora y una sonrisa burlona. Ante sus ojos, abiertos de par en par, reclamaba la cuenta intentando destapar la botella. Durante el altercado que había seguido, no pudieron llegar a explicarse debido a su limitado vocabulario. ¡Y por arte de magia, la policía llegó rápidamente!
Adosados a la pasarela del barco de vuelta, sus sentimientos oscilaban entre la tristeza y la alegría. Abdelkadder acariciaba la idea de ver a su hijo y los dos sonreían alegremente cuando recordaban el ojo a la funerala que le había dejado al rubio el tapón de la botella de champán.

Abdellah El Hassouni
Rabat, 28 de noviembre de 2012
Ejercicio basado en la tarea de "Escribir un microcuento de temática social"

"PARA SER FELIZ" de SABAH BENJELLOUN


Para ser feliz no necesito
dinero, coche, ropajes.
¡Qué alegría más alta:
disfrutar del sol y del aire!

Vamos al parque,
al campo, a las montañas.
Yo no quiero la ciudad,
los edificios altos,
los coches, el ruido, 
la contaminación.
Me bastan los llanos, ríos,
los campos de trigo, 
las higueras y naranjos.

Porque me encantan
la gente humilde,
los cultivadores,            
los artesanos, los obreros.                         
Son sinceros, cálidos y afectuosos.
¡Qué felicidad
vivir en la sencillez!

Sabah Benjelloun
Rabat, noviembre 2012
Poema basado en "La voz a ti debida" de Pedro Salinas.

“ME HAS TRANSFORMADO” de SABAH BENJELLOUN



Me has transformado con tu tristeza,
cuchillo agudo que arranca el corazón.

Me has transformado con tu conducta,
siempre pasiva y sin iniciativa.

Me has transformado con tu ansiedad,
impaciencia que impone vértigos.

Me has transformado con tu lamento,
grito atroz que corta el aire.

Me has transformado con tus sospechas
dudas ridículas que envenenan la vida.

Pero así no te basta:
más allá de mi cuerpo
has transformado mi alma
has oscurecido nuestra vida
y matado nuestros sueños

Quédate con todo ello,
Yo parto con quien fui.


Sabah Benjelloun
Rabat, noviembre 2012
Poema basado en "TE QUIERO" de Luis Cernuda.

“MI VIAJE INTERIOR” de ABDELLAH EL HASSOUNI

Yo y el otro 
Yo y el otro,
qué lejanía.
El otro y yo,
qué cercanía.

El tiempo
El tiempo juega con nosotros a su guisa. Los días comienzan y se acaban y luego viene la noche en un ritmo desigual.

La verdad
Eres mi verdad
y quizás
estoy en tu sueño.

La palabra
Ninguna palabra puede expresar lo que siento por ti

La virtud
La virtud, un famoso espejismo.

El miedo
Tengo miedo, mucho miedo,
miedo de perderte,
de perder mi luna,
mi camino, mi linterna.

La hipocresía
Y si todos dejáramos caer las mascaras, nos asustaríamos mucho.

Dios
Ciertamente, Dios es más humano que todos los Hombres.
Dios es una certeza, la religión un rumor.
Creo que Dios ha dejado de creer en el ser humano.

La fe
Tengo una fe inquebrantable en las matemáticas; solamente en las matemáticas. Estas no poseen estados de ánimo.

La eternidad
La eternidad, una hermosa ilusión.

La verdad
¡Una verdad verdadera: “La verdad es más fuerte que la mentira”! Eso dicen, al menos.

Mi tiempo interior
El arte de la vida (savoir-faire) se aprende o se entiende con el paso del tiempo, un tiempo muy largo. De este modo llegaré a ser inútilmente sabio demasiado tarde.

La vida
La vida es tan limitada, efímera, que no debemos olvidar aprovechar cada instante.

Los sueños
Es raro que mis sueños e ilusiones me decepcionen o me frustren.

La sinceridad
Para ser sincero contiguo, he empezado por intentar ser sincero conmigo mismo. Pero no lo he conseguido.

La memoria
Con mi memoria, cuanto más lejos están los recuerdos, más adornados se los veo.

El olvido
El olvido acaba siempre por secar las lágrimas.

La muerte
La muerte rompe el tiempo que, con sus ciclos, recuerda el aburrimiento de los días veraniegos.
Es muy difícil admitir que el tiempo se ha cumplido y que es necesario marcharse.


Abdellah El Hassouni.
Rabat, noviembre de 2012.
Ejercicio basado en un “Viaje interior”.

jueves, 13 de diciembre de 2012

“El LEON ENVEJECIDO” de NAJATE ZIZI

   El león, rey de los animales y terror de la selva, se carga de años y empieza a llorar sus proezas perdidas. Ahora que se debilita, sus propios subordinados se atreven a venir a atacarlo: el caballo se acerca para darle una coz; el lobo, un mordisco; y el buey, una cornada.
   Apenas puede rugir bajo el peso de su edad y se ha vuelto triste y lánguido. Cuando ve al burro acudir hasta su establo, piensa con mucha amargura: “¡Esto ya es demasiado, yo querría tener un buen morir, pero es mejor morir dos veces que soportar la insolencia por parte de un burro que siempre ha sido considerado como la vergüenza de la naturaleza!”. Sigue el león, por tanto, desilusionado y se resigna entonces a esperar su destino sin ningún quejido.
   Dormitando bajo el calor implacable del verano, sueña que un hada le devuelve la juventud con su varita mágica, borra su instinto de fiera y lo personifica en un hombre muy fuerte, muy guapo, de larga cabellera castaña y abundante (nada ajena a su antigua melena). Autollamándose Leonado, se echa a andar fuera de la selva mucho tiempo y se asombra al encontrar un pueblo a la orilla del mar. Acostumbrado a los paisajes de montaña, se queda maravillado, pues nunca había visto una mar tan azul ni una playa de arena tan blanca en donde la gente, casi desnuda, tomara el sol. Embriagado de novedad, se acerca del puerto y sube a un barco que está a punto de partir a un crucero. No sabría explicar cómo el capitán (quizá atraído por su bella prestancia) le ha llegado a proponer un trabajo de animador en la sala de fiestas, que Leonado acepta con placer.
   Así, su poder de seducción contribuye a la conquista de un público cada vez más numeroso y decidido a aprovechar sus vacaciones al ritmo de una música, muy a menudo no tan lejana de sus propios y endiablados rugidos. Una noche se organiza un baile de máscaras donde la gente debe disfrazarse de animales, por lo que Leonado no puede resistirse a exhibirse como león. Y cuando ve entre los bailarines al caballo, al lobo, al buey y al burro, no puede evitar ponerles la zancadilla uno tras otro para disfrutar de la caída de cada uno de ellos.
   La alegría de la revancha es tan intensa que acaba de apagar el alma del viejo león durante su sueño.
Najate Zizi
Rabat, 10 de diciembre de 2012
Ejercicio basado en la tarea “Introducir un personaje de los cuentos o el folclore en la vida contemporánea

«EL CUENCO DE MADERA» de NAJATE ZIZI

   Después de la muerte de su mujer, un viejo muy endeble va a vivir con su hijo, su nuera y su nieto de cinco años. Sus manos ya empiezan a temblar, sus andares a vacilar y sus ojos a embrollarse. La familia comienza a sentarse junta a la misma mesa, pero el abuelo tiene dificultades para comer correctamente. Su dentadura castañetea, los guisantes resbalan de su cuchara para ir a ensuciar el suelo y cuando bebe su vaso de leche lo derrama sobre el mantel. La pareja, irritada por el constante despilfarro, resuelve buscar una solución.
   El hijo y la nuera deciden entonces instalar una mesa en el rincón de la cocina para que el viejo se siente solo, mientras ellos comen con el niño en el comedor, como de costumbre. Para evitar que quiebre la vajilla, le sirven sus alimentos dentro de un cuenco de madera, no sin cierto alivio.
   Cuando echan un vistazo en dirección al abuelo, allí sentado solo, no dejan de ver de vez en cuando chorrear una lágrima por su mejilla arrugada. Pero, a pesar de todo, no cesan de renegar contra él.
   El niño lo observa todo en silencio y con mucha atención. Una tarde, se instala en el suelo con muchos trozos de madera y parece jugar con gran concentración. Su padre le pregunta amablemente sobre su construcción y el niño responde tranquilamente: “Estoy haciendo un pequeño cuenco para ti y para mamá, en el que serviré vuestra comida cuando seáis viejos”. Y luego el niño continúa su trabajo, no sin sonreír.
   Esta respuesta resuena como una bomba en los oídos de los padres que pierden la palabra y muchas lágrimas. En la siguiente cena el abuelo es restablecido a la mesa familiar y ya jamás se presta atención a la caída de un tenedor o a la mancha en el mantel.

Najate Zizi
Rabat, 4 de diciembre de 2012.
Ejercicio basado en la tarea de “Escribir un microcuento”.

“LA CESTA DEL ABUELO” de RKIA OKMENNI

   Érase una vez un hombre que entró de noche en el cuarto de su padre con una gran cesta. Le besó la mano y la frente y le dijo: “Padre, ahora que has cenado, nos vamos. No ignoras que ha llegado la hora de lo que ya sabes”. El padre no respondió. Se levantó con movimientos lentos debidos a su edad y también a su reumatismo. Sin ayuda alguna y muy triste, se instaló con sus pocas cosas dentro de la gran cesta. El hombre, de estatura muy fuerte, lo cargó sobre su espalda y le pidió a su pequeño hijo que lo acompañara. Anduvieron toda la noche en el bosque guiándose por la luna. Recorrieron en silencio una larga distancia. A veces bajando y otras subiendo colinas por senderos estrechos y muy tortuosos... El joven concentró su atención en buscar un rincón adecuado y protegido. Cuando lo encontró, dejó lentamente su carga sobre el suelo. Por última vez besó la frente del anciano. Luego el niño, llorando, lo imitó. Su abuelo lo consoló diciéndole:”No te preocupes, hijo, es una costumbre de nuestro pueblo y yo mismo hice igual con mi padre”.
   El niño, cansado, agradeció que en el camino de regreso su padre lo transportara sobre sus hombros. Empezaron a recorrer el mismo camino. Entonces su hijo habló por primera vez desde que hubieron salido de casa y dijo: “Cuando seas viejo como el abuelo, papá, yo también te abandonaré en el bosque dentro de una cesta”.

Otra propuesta de final (con moraleja):

   “Cuando seas viejo como el abuelo, papá, yo también te abandonaré en el bosque dentro de una cesta”. Al escuchar las palabras de su hijo, el hombre se dio media vuelta, caminó hasta llegar al lugar en donde había dejado al abuelo y buscó la cesta en la oscuridad. Llamó. La voz de su padre le respondió. El hombre lloró y le pidió disculpas. Luego rehicieron el mismo camino y no le incomodó el peso del contenido de la cesta.
   Fue el primero de su tribu en romper la ley impuesta por el consejo de jóvenes en el pasado. Siguió cuidando al abuelo hasta que falleció una noche mientras dormía en su cama. Poco a poco, todos lo imitaron y en el pueblo hubo desde entonces un consejo de ancianos, paralelo al de los jóvenes, para que todos pudieran disfrutar de su experiencia y sabiduría.

Rkia Okmenni.
Rabat, diciembre de 2012.
Microcuento basado en un cuento Amazigh.
Ejercicio basado en la tarea de “Escribir un microcuento con temática social”.

Recital 18 de junio de 2016

Recital 18 de junio de 2016
21.00 Instituto Cervantes de Rabat

Bahia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Bahia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Recital del 24 de abril de 2015

PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Viernes, 24 de abril de 2015, 19.00 -INSTITUTO CERVANTES DE RABAT -

Aïcha. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Aïcha. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Recital del 24 de abril de 2015

Iman.PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Iman.PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Recital del 24 de abril de 2015

Fatima. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Fatima. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Rabat, 24 de abril de 2015.

Abdellah. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Abdellah. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Viernes, 24 de abril de 2015

Rkia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Rkia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Viernes, 24 de abril de 2015

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010
Tras la lectura...

Lectura del Taller. 19 de junio de 2010

Lectura del Taller. 19 de junio de 2010
La lectura

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010.

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010.
La lectura...

Lectura del Taller.19 de junio de 2010

Lectura del Taller.19 de junio de 2010
Tras la lectura

LOS ESCRITORES DEL BLOG...

LOS ESCRITORES DEL BLOG...
Aixa, Abdellah, Rkia y Abdelkrym (abril de 2013)

LOS ESCRITORES DEL BLOG.

LOS ESCRITORES DEL BLOG.
Aixa, Anastasio, Rkia y Abdelkrym (abril de 2013)

A ORILLAS DEL BU REGREG...

A ORILLAS DEL BU REGREG...
... IMÁGENES QUE FLUYEN... (Fotografía cedida por Abdellah El Hassouni)

Alumnos del Taller

Alumnos del Taller
Tras la clase. Diciembre de 2010

Ensayando para el Día E junio 2015

Ensayando para el Día E junio 2015
Grupo del Taller de Lectura y escritura 2015