TALLER DE ESCRITURA "A ORILLAS DEL BU REGREG" DEL INSTITUTO CERVANTES DE RABAT

Bienvenidos a «A ORILLAS DEL BU REGREG», el blog de los integrantes del TALLER DE LECTURA Y ESCRITURA CREATIVA, un curso especial que realizamos desde hace ocho años en el INSTITUTO CERVANTES de RABAT (MARRUECOS). En este espacio damos a conocer los EJERCICIOS DE ESCRITURA que se proponen en clase y que realizan nuestros alumnos, aunque también publicamos colaboraciones de nuestros lectores.

Muchas gracias por leernos y por compartir vuestras opiniones.
Ester Rabasco Macías (profesora del Taller)

Nuestro canal en YouTube: A ORILLAS DEL BU REGREG https://www.youtube.com/channel/UCOxmhYlix9perGlx2QEioag

CONSULTA NUESTRA PROGRAMACIÓN 2017-2018:

https://drive.google.com/file/d/0B058JyBmRRpaQTMyTzVWNUdOTjA/view

En el taller...

En el taller...
Aquí estamos, un día de mayo de 2016...

IMÁGENES DEL TALLER

IMÁGENES DEL TALLER
Comentando un cuento...

viernes, 11 de abril de 2014

«EL ITINERARIO DE MI “YO”» de FÁTIMA EZZEHAR



Abro la puerta de mi casa. Cansada, desmoralizada, entro de prisa directamente al cuarto de baño. Abro el grifo, la cabeza inclinada, tiendo el hueco de mis manos juntas y, con tres puñados de agua fría me rocío la cara; después me incorporo apoyando mis manos en el borde del lavabo como para recuperar mis esfuerzos. Así, fijo mi mirada sobre el espejo pasando la mano fresca y mojada sobre mi cuello y mi busto.                                                                                    
El espejo es tan grande, tan claro... Pero ¿Es realmente mi “Yo” la persona de ese aspecto que se refleja el espejo? Me quedo un rato en esa posición, muchas preguntas cruzan mi mente…
¿Yo? ¿Quién soy? ¿Es tan difícil descubrir quién soy? ¿Es probable que mi mente conteste a mi corazón o que mi corazón influya en mi mente? ¿Qué espero yo de mi existencia? ¿Cuál es mi meta? 
De repente, no sé cómo, con un gesto involuntario, tiro un chorro de agua al espejo; y de inmediato, siento como si algo se despertara en mí. Una voz vaga, lejana, pero también muy cercana, surge de mi anterior diciendo: «Yo soy “el otro yo” de ti, vivo en tu alma, en tu corazón, en tu mente, en tu sangre…»
¿El otro yo de mi yo?  ¿Qué es esto?  ¡Dios mío! Me siento perdida entre la duda y la certeza. El otro yo contesta: «Yo soy el otro yo que se halla en tu fondo, en la parte oculta de tu inconsciencia, te vigilo constantemente y aparezco cuando tú me necesitas. Siento tus sentimientos, tus diversos emociones, tus pensamientos, tus acciones, tus temores y tus dudas; conozco  tus valores humanos…Tú, con tu fondo, constituyes un mundo.
  Pero lo que continuamente tuerce tu mente es ese sentimiento tuyo de que no eres perfecta…  Porque eres humana, no eres diosa. Recuerda la sentencia filosófica: «Pienso, luego existo».  Es una sentencia verdadera Y, con ella puedes desafiar todos los motivos de duda y aplacas la lucha que llevas en ti; así podrá ver la luz de la realidad.
- ¿La luz? –repito-. Sí, busco la luz de mi mundo. Y cuando abro la ventana, ante la primera frescura de la brisa que me acaricia la cara, y la dulzura del olor de la naturaleza, siento que mi piel y mi  pelo se llenan de vida y de alegría. Aquí, arriba, me parece como si dominara el mundo. A lo lejos, veo el mar enorme y tranquilo y el horizonte larguísimo y bello. Y cuando admiro el vastísimo cielo con algunas nubes blancas y ligeras de extrañas formas, imagino que una de ellas lleva en ella mi destino; y que este cielo tan generoso  nos colma de favores sin error y sin descanso. Luego, echo una mirada abajo y todo el mundo me parece enano y débil… Esto me asusta, y pronuncio: «No, no quiero ser la gigante poderosa de los enanos, yo quiero tener mi sitio entre aquellos que son altos, que tienen fuertes ideas y dominan el poder de la palabra justa y aguda como arma de libertad y de expresión sin temor.
- Y si llueven gritos sobre mí, y que estoy satisfecha de mis acciones, más vale hacer oídos sordos y seguir mi camino.
-Por eso, desciendo y ando extendiendo mi mirada al frente hasta el límite. Así, con el peso de mis pensamientos, sigo caminando y mirando al suelo, respiro profundamente y continúo meditando en silencio y revelando en mí una introspección para conocerme mejor. Repentinamente, surge de nuevo el otro yo: «Aquí vuelves a tu mundo, a tu tierra fértil como mujer, al chorro del arroyo sagrado, a tu naturaleza… Siente el perfume de la rosa y de la azucena, de la mente y de la lavanda, escucha el ruiseñor cantar en el árbol frutal, vivo y silencioso, a la piedra que empujas cada día adelante con tu pie derecho.»
(Después de un breve silencio), el otro yo añade: «Pero, dime, si en tu camino una hormiga te saluda, ¿Qué haces?                    
-  Sin reflexionar, yo le respondo: «Me aparto de su sendero, me acerco a ella y me pongo de rodillas para saludarla y admirarla por su disciplina y su constancia en el trabajo.»
- Y si la soledad camina tras de mí, siento el frío del silencio que me ofende y me pone la piel de gallina, que la rutina va  robarme el tiempo de mis momentos calurosos y agradables; ese tiempo que no cambia nunca, que se derrama solo hacia adelante como un torrente, llevándose con él nuestros recuerdos y nuestro pasado alegre; que la pobreza no se cuenta por falta de dinero, sino por falta de amigos, y que son ricos aquellos que tienen buenos amigos.
Así, cuando me despierto, el otro yo está todavía aquí. Y descubro a través de él que puedo amueblar el silencio atroz soñando con un «buenos días», esperando el timbre de un teléfono querido que con una sonrisa rompe el peligroso silencio. El otro yo replica: «También te gusta leer y escribir, escuchar música clásica y chatear… ¿Chatear? No, no te gusta chatear ya lo sé, prefieres pasear o viajar…»
¡Ah!  Tienes razón –responde mi  yo-. Los libros son amigos que, con el paso del tiempo nunca decepcionan. Cada libro es un viaje interesante y reposado, un jardín de miles de maravillosas flores. Cuando leo y dejo mi mente pasear entre sus líneas, sus palabras y sus expresiones, me parece disfrutar del néctar de cada flor. James Russell Lowell dijo: Los  libros son las abejas que llevan el polen de una inteligencia a otra”. Por eso, querido lector, deja tu mente hablar con el libro porque el libro cultiva tu cerebro.
- Y si un árbol me abraza, una sensación de protección y de tranquilidad me invade, me siento envuelta de misericordia, siento mi cuerpo erigido contra el tronco del árbol, la cabeza mirando hacia arriba para tocar sus ramas, sentir sus frescas hojas, disfrutar su fruto y todavía más, en su sombra encuentro la ternura y veo qué generoso es el árbol.  La energía que me ofrece es tan grande y me desborda de alegría y de fantásticas inspiraciones que me animan para escribir y escribir dando la libertad a mi lápiz, llevando mis ideas y mi voz a los lectores de diversos niveles y lugares geográficos. Entonces recuerdo la expresión de Miguel Cervantes: “La pluma es la lengua del alma”. Así es,  logro convencer a la soledad, imponiendo mi existencia sin dudas.
- Y si dos ojos me sonríen, me parece juntar en mis brazos el Este y el Oeste del universo. Siento que la felicidad baila conmigo, la alegría me lleva lejos, muy lejos, por el cielo majestuoso, con la luna y las estrellas. Aquí, la palabra se pierde y, el silencio tiene su lenguaje y sabe cómo se hace entender y cómo ampliar nuestra capacidad de atención y nos hace más conscientes.
- En cambio, si un desconocido me da su mano, guardo mi distancia y sin responder a su extraño gesto, le clavo una mirada inquisidora y le pregunto; ¿Por qué?
- Y si la tristeza dolorosa me coge de la mano, lloro copiosamente de sufrimiento y de pesadumbre. Dicen que las lágrimas apaciguan la herida del corazón. Pero, a pesar de todo, el hombre no debe dejar pasar el tren de la vida, porque la vida no le espera.
-  Si el dolor persiste y se acuesta conmigo, ahogo mis sollozos, a mi pesar, y consulto con la almohada.
- Y  si me duele la impotencia, tomo la paciencia como apoyo para la resistencia. Así, sigo el itinerario de mi “yo” con esperanza y valentía.
- ¿Qué hago si la alegría se me escapa?  Desde luego, me arrepentiré amargamente, porque, por orgullo o por ignorancia, no he considerado su valor en su momento.
-Pero si encuentro a la muerte en mi camino, me integro en la atmósfera espiritual  y dedico con concentración mis últimos momentos a Dios, rogándole una despedida apacible con mis queridos. Será mi última petición porque lo que debe llegar  no puede faltar. Este es el destino del ser humano o,  mejor dicho, el círculo de la vida. 

Fátima Ezzehar                                                                                                       

Rabat, 1 de abril de 2014

Actividad de escritura y de desbloqueo para escribir sobre nosotros mismos.      

2 comentarios:

  1. ¡Qué itinirario Fatima !
    Sorprendente, profundo, filosófico y muy interesante!
    Has hecho una introspección objetiva, a veces autocrítica pero realista.
    Tu texto está muy elaborado, agradable con estilo poético y más optimista que pesimista en donde relacionas los temas con mucha suavidad.
    Me gusta mucho lo que dices más adelante: “Y cuando abro la ventana,…” y también, “Y si un árbol me abraza,…”
    ¡Tu paseo introspectivo me encanta! Gracias por compartirlo, amiga.
    Rkia


    ResponderEliminar
  2. Rkia, estoy contenta de que, paseando en el jardin de nuestras escrituras, hayas hecho un paro en mi rincon y descubrir lo que oculta.
    Tu comentario me importa mucho; asi con los del taller, me dan una indeterminada
    energia para escribir y escribir ampliamente.

    Muchas gracias amiga.
    Fatima

    ResponderEliminar

No olvides que nos importa tu opinión... Comenta nuestros textos, cuentos y poemas... Gracias.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Cantando los versos de José Martí.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Iman y Anastasio recitando a Mario Benedetti. Mohammed a la guitarra.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Manal, Ahlam y Assia recitando a Oliverio Girondo.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Rkia recitando a Delmira Agustini

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Bahia recitando a Alfonsina Storni.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Laura & Mohamed y Mohamed & Laura cantando a Alfonsina Storni.

Ensayando para el Día E junio 2015

Ensayando para el Día E junio 2015
Grupo del Taller de Lectura y escritura 2015

Recital 18 de junio de 2016

Recital 18 de junio de 2016
21.00 Instituto Cervantes de Rabat

Bahia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Bahia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Recital del 24 de abril de 2015

PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Viernes, 24 de abril de 2015, 19.00 -INSTITUTO CERVANTES DE RABAT -

Aïcha. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Aïcha. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Recital del 24 de abril de 2015

Iman.PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Iman.PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Recital del 24 de abril de 2015

Fatima. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Fatima. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Rabat, 24 de abril de 2015.

Abdellah. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Abdellah. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Viernes, 24 de abril de 2015

Rkia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Rkia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Viernes, 24 de abril de 2015

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010
Tras la lectura...

Lectura del Taller. 19 de junio de 2010

Lectura del Taller. 19 de junio de 2010
La lectura

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010.

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010.
La lectura...

Lectura del Taller.19 de junio de 2010

Lectura del Taller.19 de junio de 2010
Tras la lectura

LOS ESCRITORES DEL BLOG...

LOS ESCRITORES DEL BLOG...
Aixa, Abdellah, Rkia y Abdelkrym (abril de 2013)

LOS ESCRITORES DEL BLOG.

LOS ESCRITORES DEL BLOG.
Aixa, Anastasio, Rkia y Abdelkrym (abril de 2013)

Alumnos del Taller

Alumnos del Taller
Tras la clase. Diciembre de 2010

A ORILLAS DEL BU REGREG...

A ORILLAS DEL BU REGREG...
... IMÁGENES QUE FLUYEN... (Fotografía cedida por Abdellah El Hassouni)