TALLER DE ESCRITURA "A ORILLAS DEL BU REGREG" DEL INSTITUTO CERVANTES DE RABAT

Bienvenidos a «A ORILLAS DEL BU REGREG», el blog de los integrantes del TALLER DE LECTURA Y ESCRITURA CREATIVA, un curso especial que realizamos desde hace ocho años en el INSTITUTO CERVANTES de RABAT (MARRUECOS). En este espacio damos a conocer los EJERCICIOS DE ESCRITURA que se proponen en clase y que realizan nuestros alumnos, aunque también publicamos colaboraciones de nuestros lectores.

Muchas gracias por leernos y por compartir vuestras opiniones.
Ester Rabasco Macías (profesora del Taller)

Nuestro canal en YouTube: A ORILLAS DEL BU REGREG https://www.youtube.com/channel/UCOxmhYlix9perGlx2QEioag

CONSULTA NUESTRA PROGRAMACIÓN 2017-2018:

https://drive.google.com/file/d/0B058JyBmRRpaQTMyTzVWNUdOTjA/view

En el taller...

En el taller...
Aquí estamos, un día de mayo de 2016...

IMÁGENES DEL TALLER

IMÁGENES DEL TALLER
Comentando un cuento...

viernes, 28 de marzo de 2014

“LA METAMORFOSIS” de ABDELLAH EL HASSOUNI



En ti tenía una morada humilde,
una fuente desde donde el derrame de agua
desprendía un triste enronquecimiento,
un patio donde bailaban las sombras del limonero,
un portal testigo de tantas historias mal transcritas.

En ti, por la noche, me veía cual pirata,
con largo sable en mano,
una bella pelirroja en el brazo,
una fragata que surcaba los mares
y por el día un caminante boquiabierto

En ti, me veía gaviota,
sobrevolando, a merced de los vientos,
tus altos alminares gallardos ,
testigos serenos de tu misticismo,
rozando temprano cada mañana,
tus espigones, olas y espuma.

En ti y bajo la luz lunar,
que bañaba tu playa dorada,
recibí yo tu don,
la más bella de las bellas,
que se volvió mi universo.

Oh, mi ciudad, cuna de mis sueños, columpio de mis deseos, cesto y tumba de mis espejismos y milagros. Ya no me gusta serpentear en tus callejones, ni trepar por tus subidas, ni descender a toda prisa por tus bajadas, ni desempolvar mis ojos que se han vuelto nebulosos. Te has convertido en la ciudad del miedo y de la miseria, una ciudad de cuchitriles ruinosos y de cara acuchillada por el hambre. La pobreza penetrándote te ha violado, te ha manchado y tus habitantes se han hecho otra gente, diferente a los míticos piratas, diferente a los sabios legendarios, diferente a los santos venerados… Tu gente no es más que una colección de energúmenos sin código de honor y que ya casi ni respetan la vida. Aquellos nombres que tenían sonoridad, tonalidad, personalidad, ahora no son más que letras muertas, palabras sin significado y caligrafías que lloran tinta negra. Dónde está aquella gente que te hizo objeto de deseo, objeto de placer. Te has vuelto ahora una ciudad donde reinan las preguntas sin respuestas, donde la noción del bienestar está completamente ausente, donde las personas que no nacieron racistas se han vuelto racistas por educación, por reiteración o por las circunstancias.

Ahora, tú, ciudad mía,
fuente de fragancias de sal,
ya no me atrevo a contemplarte.
Te dejo para seguir amando
a la que quise desde antaño.

Abdellah El Hassouni
Rabat, 23 de enero de 2014
Basado sobre “Santa escolástica” de Rosalía de Castro y “Toda la nostalgia de mañana” de Joan Salvat-Papasseit.

“LA FALSA PERVERSIÓN EN «NIÑA PERVERSA» DE ISABEL ALLENDE”


El cuento narra en tercera persona la historia del amor prohibido e imposible de la  niña Elena Mejías, principal protagonista, por un adulto, Juan José Bernal, también llamado El Ruiseñor, huésped que se instala en la pensión de la madre de la muchacha y que acaba convirtiéndose en el amante de esta.
El narrador es omnisciente y focaliza la historia desde la protagonista y vemos cómo la muchacha vive todo el tiempo como una sombra por los rincones de la pensión y sirviendo a la madre, que le pide que espié a los huéspedes. Así pues, vive su niñez sin el cuidado, el amor y la atención de la madre, como lo indican las siguientes expresiones que describen a Elena: “cachorra desnutrida”, “piel sin brillo”, “niña solitaria”, “dentición tardía”, “pelo color de ratón”, “esqueleto visible” y otras más…Esa falta de amor y de cariño lo muestra la frase siguiente del narrador: “Su madre, agotada por el calor y el trabajo de la casa, no tenía ánimo para ternuras ni tiempo para observar a su hija, de modo que no supo cuándo Elena empezó a mutarse en un ser diferente.”. Elena transfiere su amor y cariño a la primera persona que la conmueve, la cual también conmueve y transforma a su madre: El Ruiseñor.
En mi opinión, los sentidos y el cuerpo de la muchacha de once años de edad se despiertan de manera torpe (aunque obsesiva) en el alba de su pubertad y adolescencia, cuando El Ruiseñor toca la guitarra y canta por primera vez en la pensión de su madre.
El desinterés, el descuido y la falta de sentimientos de la viuda por su hija hace que esta última viva en un estado casi salvaje y todo lo que sabe lo aprende observando a los adultos y residentes de la pensión. Desde mi punto de vista, aunque el hombre adulto interpreta y califica el comportamiento de Elena de “perverso”, la niña no es consciente de esta perversión y se limita a imitar su madre en respuesta a las transformaciones físicas que vive. Todo ello frente a la ausencia total de la madre, que no tiene tiempo para ocuparse de ella ni guiarla, y también ante la ausencia de otros niños de su edad en la pensión para vivir una infancia normal (en este sentido, tampoco veo el papel de la escuela). Vive y se mueve entre adultos. Y dado que la madre se enamora de El Ruiseñor, se vuelve coqueta para vivir su propia historia de amor y olvida todos sus principios con que dirigía su pensión y la existencia de su hija, ella intenta hacer lo mismo. 


En conclusión, pienso que la viuda es la gran culpable del interés que siente la niña a tan temprana edad por el mundo de los adultos. Además, también es culpable cuando la aleja y la mete en un internado de monjas, tras el suceso en el cuarto de Bernal, en vez de rectificar su actitud maternal y su papel educativo.
Personalmente, no encuentro ningún interés por el estado de ánimo ni por los pensamientos de El Ruiseñor antes y durante la visita de Elena con su novio, ya a sus veintisiete años. Tal vez, simplemente le añade al cuento un cierto toque pedófilo tardío.
Por otra parte, aquí no se manifiesta el “realismo mágico”, tal y como en “Dos Palabras” de la misma autora.
Este cuento me ha encantado, aunque el título me molesta por su dureza dados los  acontecimientos que tienen lugar en el cuento…

Rkia Okmenni

Rabat, 24 de marzo de 2014

Comentario sobre “Niña perversa” de Isabel Allende, en respuesta a la pregunta: ¿Cuál es tu opinión personal del cuento?

“LAS PAREDES OYEN” de AÏCHA AMAGOUR


Dicen que las paredes oyen, pero yo no he visto nunca paredes con orejas, o quizás las tengan y yo no lo sé. ¿Dónde pueden estar las orejas de las paredes? ¿Pueden ser las bocas de ventilación? ¿O quizás el ojo de la cerradura? ¡Sí, ya sé! Las orejas de las paredes son las del señor del retrato colgado.

Aïcha Amagour
Escrito en clase el 06 de marzo de 2014
Actividad para jugar con el lenguaje. Minicuento basado en el dicho popular "Loro viejo no aprende a hablar” y en las fábulas de Augusto Monterroso.

«LA CURIOSIDAD MATO AL GATO» de AÏCHA AMAGOUR


Mi amiga me informó de que su gato había muerto recientemente. ¡Qué trista noticia ! Este gato, tan cariñoso y dinámico. ¡Una tragedia ! Cuando le pregunté a mi amiga cómo había muerto su gato, su respuesta me hizo entremecer. Su gato había muerto de curiosidad. Sí, sí, ¡Murió de curiosidad! ¡Increíble ! ¿Cómo la curiosidad puede matar un gato? Para mí eso será siempre un gran misterio.


Aïcha Amagour
Kenitra, 26 de marzo de 2014
Actividad para jugar con el lenguaje. Minicuento basado en el dicho popular "Loro viejo no aprende a hablar” y en las fábulas de Augusto Monterroso.


“LOS CELOS DEL PINTOR” de RKIA OKMENNI



Un pintor cansado de dibujar cuerpos desnudos de mujeres, pensó en cambiar de tema artístico y añadirles ropa para estimular su imaginación y la de los amantes de sus retratos y de su arte en general.
Primero, los pintó con solo ropa interior para tapar las partes íntimas de su anatomía, pero le resultó insuficiente, a pesar de que había vendido más retratos desde entonces. Amaba cada uno de sus retratos y sentía celos a causa de la admiración creciente  del público por sus obras, así que empezó a vender sus creaciones solo por necesidad.
Después les puso ropa para esconder el resto del cuerpo, a excepción del cuello y el inicio de los senos, para poder sentir él mismo menos frustración imaginativa al admirar sus obras.
Pero las miradas de los devotos y amantes de su arte le molestaban cada vez más, y rechazaba la idea de tener que compartir a aquellas mujeres con el resto del mundo. Y aunque su fama aumentaba y aumentaba y las críticas le eran favorables, decidió no recibir a periodistas ni visitantes en su taller y sala de exposiciones durante un periodo, en donde continuó trabajando intensamente.
Cuando, al final, decidió abrir de nuevo sus puertas a los visitantes, sorprendió al público que había ido a ver sus cuadros: una hilera de retratos femeninos sin rostro. Todas llevaban burcas y solo el color podía distinguir a unas de otras. Al único periodista que se atrevió a preguntarle por este cambio, el pintor le respondió que, aunque no se veían sus rostros, él podía distinguirlas y ellas también podían verlo. Añadió, con una sonrisa algo extraña, que aquello era todo lo que le importaba.

Rkia Okmenni
Rabat, 06 de marzo  de 2014
Texto basado en el cuento: “Pigmalión” de Augusto Monterroso.

“EL CÁNTARO” de ANASTASIO GARCÍA


Érase una vez un cántaro que de tanto ir y venir a la fuente se puso tan viejecito que lo dejaron descansar para que no se rompiera.
Así, cada vez que un cántaro viejo estaba cansado, lo colocaban con los otros cántaros viejos para que no estuviera solo. Y había tantos y tantos cántaros que los más viejos querían romperse para poder, de una vez por todas, descansar.

Anastasio García García
Rabat, 1 de marzo de 2014
Basado en el minicuento “El rayo que cayó dos veces en el mismo sitio” de Augusto Monterroso

“SUPOSICIONES” de ABDELLAH EL HASSOUNI



Yo, yo sin ti soy viento,
un árbol desnudo,
un cielo sin golondrinas,
un vacío oscuro.

Pero mi otro yo
ya no tiene sed de ti,
ya no me exige tu piel
ni tu fragancia, ni tus labios.

Cuando camino en silencio
entre mi yo y mi otro yo,
sin ti, me siento perdido
y en un pozo profundo ahogado.

Cuando abro mi ventana,
por la noche o por la mañana,
el viento me trae tu voz,
tu llamada silenciosa.

Cuando miro al suelo,
los pies del otro yo encuentro,
pisando hojas secas
de un duro invierno.

Cuando miro al cielo,
tu rostro en las nubes hallo
y como un rayo
tu sonrisa descubro

Cuando me miro al espejo,
el otro yo se burla de mí
de mi esperanza verde,
de mi desmesurado sueño.

Si la alegría se me escapa,
en tu imagen la busco,
en mis recuerdos,
en los instantes de tu presencia.

Si la tristeza me coge de la mano,
me cobijo entre las flores,
entre las estrellas,
en la media noche, mi luna llena.

Si llueven gritos sobre mí,
los gritos del otro yo,
yo me tapo los oídos 
escondiéndome en tu melena.

Si un desconocido me da la mano
para llevarme hasta ti,
le doy el paraíso
y un tesoro de antaño.

Si leo, me imagino
que son tus palabras,
tus pensamientos,
tu profundo aliento.

Si escribo, tus rasgos
brotan de la hoja,
oigo el susurro de tus labios
y me vuelvo poeta.

Y si no tengo más palabras,
llevo el viento hasta ti,
el humo grisáceo
de mi corazón en llamas.

Abdellah EL Hassouni.
Rabat, 17 de marzo de 2014.
Actividad de escritura y desbloqueo para escribir sin pensar.

jueves, 27 de marzo de 2014

“LA UNIÓN HACE LA FUERZA” de ABDELKRIM TADILI



Cuentan que sobre su cama mortuoria y rodeado de sus cinco hijos, Almohalab daba una rama  a cada uno de sus hijos y les pedía que la rompiera. Cada uno de sus hijos lo hacía con  facilidad. Entonces Almohalab agrupó las cinco ramas y se las dio unidas y por turnos a cada uno de sus hijos para que las rompieran. Ninguno de sus hijos pudo hacerlo.

Abdelkrim Tadili
Rabat, 7 de marzo de 2014
Actividad para jugar con el lenguaje. Minicuento basado en el dicho popular «La unión hace la fuerza», en las fábulas de Augusto Monterroso y en una historia árabe del siglo X.

“LAS APARIENCIAS ENGAÑAN” de FÁTIMA EZZEHAR


Érase una vez un joven de 25 años que viajaba con un viejo en un tren. El joven, contemplando el paisaje, se mostraba muy contento. Y, de vez en cuando sacaba su mano por la ventana para sentir el aire. Muy excitado exclamó:
— ¡Oh, papá! ¡Mira, es mágico, todos los árboles corren hacia atrás!
El padre sonrió compartiendo con él su felicidad.
En el mismo compartimiento se hallaba una pareja de edad madura, que seguía con atención y molestia también, la actitud infantil del joven.
Otra vez, con un grito de alegría, el hijo le dijo a su padre:
-¡Mira, papá, un lago…! ¡Y cuántos animales hay! Mira, en el cielo, las nubes… ¡Es maravilloso, cómo siguen el vuelo del tren!
La pareja, todavía más asombrada, continuó observando la escena con los ojos abiertos como platos.
Momentos después, empezó a llover. El joven, estupefacto, añadió:           
— ¡Papá! ¡Está lloviendo ahí fuera! ¡Es lluvia, agua…! —dijo el muchacho, tendiendo el brazo por la ventana— Mira, mi mano… está mojada.
Entonces, la pareja sin poder contenerse, intervino:
— Oiga, señor, ¿por qué no lleva a su hijo enfermo al médico? Seguramente necesita tratamiento psicológico…
Y el anciano contestó:
— Señores, regresamos del hospital, y mi hijo está muy contento de poder ver el mundo y la naturaleza por primera vez en su vida. Una desbordante alegría inunda su corazón por tener al fin la capacidad de ver. Ha estado privado del sentido de la vista durante todos estos largos años —dijo mirándole y tomándole la mano con inmensa ternura, mientras meneaba la cabeza—. Mi hijo ha sufrido mucho, pero ahora, a sus veinticinco años, ha renacido. A partir de ahora es un hombre normal, gracias a Dios.
Al oír esto, la pareja se dio cuenta de cómo “las apariencias engañan” y de cómo, por ignorancia, el ser humano se deja llevar por falsos juicios.

Fátima Ezzehar
Rabat, 15 de marzo de 2014
Actividad inspirada en los cuentos y fabulas de “Augusto Monterroso”

martes, 25 de marzo de 2014

“EN EL AEROPUERTO” de FATIMÁ EZZEHAR




Justo cuando llegué al aeropuerto, mi corazón se rompió.


Fátima Ezzehar 
Rabat, 16 de marzo de 2014
Actividad de jugar con la lengua. Microcuento basado sobre los cuentos breves, microcuentos y fabulas de “Augusto Monterroso

“PIEDRA” de ABDELLAH EL HASSOUNI



Un hombre tropezó contra una piedra. Poco después, tropezó una segunda vez. O sea que no se había enterado de nada, o sea que la piedra no era la misma.


Abdellah EL Hassouni

Rabat, 17 marzo 2014-03-17

Tarea: escribir el microcuento más breve posible.

“VOLAR” de ANASTASIO GARCÍA




De tanto esperar, se sentó y voló.


Anastasio García
Rabat, 14 de marzo de 2014
Actividad basada en la redacción de “el microcuento más breve que se puede escribir”.

“UN PASEO POR MI YO” de RKIA OKMENNI



Yo espero mucho de mis días y, cuanto más avanzo en edad, menos largos me parecen. Así que intento ensancharlos hacia ambos lados: la madrugada y la medianoche.
Yo, ya hace tiempo, me apacigüé conmigo misma y con los demás.
Cuando camino en silencio, se dilata el sonido de mis pasos sobre la acera, se imponen imágenes en mi mente, pero también disfruto o lamento lo que veo.
Cuando miro al cielo, me siento ligera porque me relaciono con el universo y, además, disfruto del espacio para relajarme y sacar de mí toda energía negativa.
Cuando miro al suelo, me pierdo en mis pensamientos.
Cuando me miro al espejo, pienso en mi verdad. ¡Porque estamos a solas yo y mi otro yo!
Cuando abro la ventana, me conecto con el mundo externo.
Si un árbol me abraza, me imagino a mí misma con raíces que buscan energía en el centro de la tierra.
Si llueven gritos sobre mí, me vuelvo sorda e impermeable para protegerme de la contaminación auditiva. Y pienso que simplemente alguien está enfadado.
Si un desconocido me da la mano, me interrogo sobre el porqué de su gesto.
Si la soledad camina tras de mí, la espero y ambas recorremos un trozo de camino juntas.
Si la felicidad baila conmigo, dejo caer en el olvido toda mi desgracia.

Si la tristeza me coge de la mano,
con hechos o con el pensamiento,
intento ascender muy arriba, muy arriba,
con ilusión y paciencia.
Y espero que sople fuerte el viento
y que se la lleve con él…

Si el dolor se acuesta conmigo, me convenzo a mí misma de que es algo que comparto con muchas personas de varios rincones del mundo.
Si dos ojos me sonríen, pienso en el poder que posee una pizca de simpatía.
Si una hormiga me saluda, la saludo, le doy voz, y escribo un cuento en donde ella sea la protagonista.

Cuando encuentro la muerte en mi camino,
pienso en mi último deseo,
y en los vivos que dejaré
a la hora de mi viaje,
también pienso en mis muertos,
familiares y amigos
que festejarán mi llegada,
            y el inicio de mi otra vida.

Si estoy sola, siento inspiración para escribir.
Si un rostro llora, su dolor me conmueve.
Si no tengo palabras, las invento.
Si leo, lo hago aplicadamente, con compromiso, y trato que sea una lectura activa.
Si escribo es porque tengo algo que decir.

Rkia Okmenni
Rabat, 25 de febrero de 2014
Actividad de escritura y desbloqueo para escribir sobre nosotros mismos.

martes, 18 de marzo de 2014

“AMAL” de ABDELLAH EL HASSOUNI



 En la península de Arabia existió hace mucho tiempo un rey sabio y sensato que no había ahorrado nada para dar la mejor de las educaciones a su hijo, el príncipe Amal. Le enseñaba muchas cosas de la vida y del poder: historia de las civilizaciones, política, arte de combate y de guerra, literatura en general, poesía en particular y un poco de música.
Un día, el rey estimó que la educación de su heredero estaba terminada y que el príncipe estaba bien preparado, lo mandó a una peregrinar por los diversos rincones del país para conocer su futuro reino y para vencer tu enfermiza timidez. Desde ese instante, el príncipe se vestía y se iba de una ciudad a otra y de un pueblo a otro sin parar y sin desatender al más pequeño pueblecito o aldea. Amal se complacía en sus obras, hablaba con la gente, compartía sus comidas y dormía bajo sus techos. Pero en todos los rincones del país, la gente, sabiendo que el príncipe y futuro rey estaba soltero, le presentaba a sus más bellas doncellas, con la esperanza de verse convertidos en suegros del príncipe y padres de una futura reina. Amal callaba discretamente (lo cual le servía de alivio), se ponía rojo y asentía con la cabeza. En contadas ocasiones realizaba un verdadero esfuerzo y lograba ser agradecido, sin rechazar abiertamente la propuesta.
Lo bueno era que llegaba un momento en que la gente, como suele suceder, confiada en la promesa del príncipe, comenzaba a manifestarse y a enviar mensajes y regalos de toda clase al rey, y le pedían que, en vista de que iban a formar parte de la misma familia, esperaban concretar la fecha del matrimonio lo antes posible. Ante la sorpresa del rey, algunas personas, arrepentidas, desistían  de inmediato; otras, tercas, persistían en su afán, y el rey las calificaba de locas. Y otras más concluían que el príncipe era el causante de todo y trataban de sacarle los ojos.
Al regresar el príncipe, convocado urgentemente por el rey, éste lo casó en seguida con la princesa del reino vecino e instaló para él a todas las prometidas en un gran castillo llamado Harem*. Y desde esa época el Harem se puso de moda…

*La palabra Harem es una deformación de Haram que significa prohibido.

Abdellah El Hassouni
Rabat, 11 de marcho de 2014
Basado sobre el cuento “Pigmalión” de Augusto Monterroso.

viernes, 14 de marzo de 2014

"LA UNIÓN HACE LA FUERZA “de FATIMA EZZEHAR




Erase una vez, un cazador fuerte y armado
con su cinturón de balas lleno y su fusil en su hombro,
y bajo sus órdenes, su ágil perro anda a su lado.
Camina surcando el bosque, su caza esperando,
nervioso por no poder  disparar sus balas de plomo;
hasta el momento en que, desde detrás de un árbol aparece
una paloma entre las ramas en paz arrullando.
Justo cuando apunta su fusil sobre ella,
unos picazones le irritan fuertemente la pierna.
 Furioso, de su mano cae el arma y alza el vuelo la paloma.
Enseguida bajo su pie, descubre una colonia
de hormigas unidas, en su pierna celebraban una comilona,
derrumbando su orgullo, su poder  y su arma.
Así, la unión hace la fuerza.

Fátima Eezzehar
Rabat, 12 de marzo de  2014.
Cuento breve en verso.
Actividad para jugar con el lenguaje. Minicuento basado en los microcuentos y  fabulas de Augusto Monterroso.

« EL TELEFONO » (MICROCUENTO) de AÏCHA AMAGOUR

Sonó el telefono... Nadie respondió. Comprendió.
  

Aïcha Amagour.
Kenitra, 12 de marzo de 2014.
Actividad basada en la redacción de «un microcuento breve».

«MI YO» de AÏCHA AMAGOUR

Yo: el ser que soy yo.

Pero mi otro Yo: él, quien siempre me sigue como una sombra, como si fuera una parte integrante e inseparable de mí.

Cuando camino en silencio, el canto de los pájaros y el temblor de las hojas de los árboles me acompañan.

Cuando miro al cielo y que descubro su inmensidad, me siento muy pequeña en este mundo.

Cuando miro al suelo, donde millones de insectos se mueven, me maravillo de su organización.

Cuando me miro al espejo, la imagen que veo enfrente, me alegra o me entristece según los días.

Cuando abro mi ventana y el aire fresco de la mañana azota mi cara, siento en mí una energía que me reanima.

Si un árbol me abraza, olvido todas las preocupaciones de la vida para apreciar el presente

Si llueven gritos sobre mí, me imagino que estoy en una selva muy peligrosa y que estoy rodeada por monos que se llaman entre ellos o por una jauría de lobos hambrientos que aúllan por la noche.

Si un desconocido me da su mano, no la rechazo.

Si la soledad camina tras de mí, caminamos juntas con alegría y libertad

Si la felicidad baila conmigo, bailo con ella sin preocuparme de que mis movimientos reflejen mi desconocimiento de este arte.

Si la tristeza me coge de la mano, me esfuerzo en no mostrarle mi propia tristeza.

Si me duele la impotencia, no considero la cosa como una fatalidad.

Si el dolor se acuesta conmigo, le pido amablemente que me deje sola.

Si la alegría se me escapa, intento sujetarla para que no se vaya.

Si dos ojos me sonríen, le sonrío a mi vez.

Si une hormiga me saluda, desde luego que le devuelvo el saludo.
                
Cuando encuentro a la muerte en mi camino, converso con ella con diplomacia, esperando que me de más tiempo para que disfrutar un poco más de la vida.

Si estoy sola, busco un libro que me permita a viajar a través de sus páginas llenas de emociones, de sorpresas y de maravillas.

Si un rostro llora, intento distraerlo para que sonría.

Si no tengo palabras, el silencio es mi única solución.

Si leo, quiere decir que estoy con mis amigos, los personajes, compartiendo con ellos cada momento de su vida, sus amores, sus decepciones y sus experiencias buenas o malas, que me enriquecen cada vez más.

Si escribo, el resultado en el papel refleja todo lo que mi cerebro y mi inconsciente le han transmitido a mi mano en ese momento.

Aïcha Amagour
Rabat, 12 de marzo de 2014
Actividad de escritura y desbloqueo para escribir sobre nosotros mismos.

“REFLEXIONES EN TORNO A MÍ” de ANASTASIO GARCÍA

Yo. ¿Quién soy yo? ¿Me conozco? ¿Me conocéis?
Pero… ¿qué hay de mi otro yo? Mi otro yo es como mi yo y, cuando camino en silencio,  pienso,  me encuentro conmigo mismo. Soy mi yo.
Cuando miro al cielo estoy más cerca, la veo y me ve. Sueño. Pero cuando miro al suelo, vuelvo a la realidad y me despierto.
Cuando me miro al espejo veo mi yo y, a veces, a mi otro yo, que es mi yo.
Cuando abro mi ventana, me desnudo; y si un árbol me abraza, siento su frescor, oigo su corazón y el sonido de la sabia circular; pero, si  llueven gritos sobre mí, me refugio  en mi yo y cierro mi ventana.
Si la soledad camina tras de mí, huyo o la atrapo. Depende de mi yo.
Si la felicidad danza conmigo, bailamos hasta morir; pero si la tristeza me coge de la mano, camino a su lado hasta sobrepasarla.
Si me duele la impotencia, la tristeza camina a mi lado y el dolor se acuesta conmigo y sufro. La alegría se me escapa y la angustia viene a instalarse en mi lecho.
Si dos ojos me sonríen, devuelvo el saludo; pero si una hormiga me saluda, no la veo y pasa inadvertida, como otras tantas personas. 
Cuando encuentro a la muerte en mi camino, no tengo miedo.
Si no tengo palabras, no digo nada. El silencio es bello y habla.
Si leo, viajo y si escribo, sufro.
Si estoy solo con mi yo, pienso en todo lo anterior.

Anastasio García García.
Rabat, 1 de marzo de 2014.
Actividad de escritura y desbloqueo para escribir sobre nosotros mismos.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Cantando los versos de José Martí.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Iman y Anastasio recitando a Mario Benedetti. Mohammed a la guitarra.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Manal, Ahlam y Assia recitando a Oliverio Girondo.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Rkia recitando a Delmira Agustini

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Bahia recitando a Alfonsina Storni.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Laura & Mohamed y Mohamed & Laura cantando a Alfonsina Storni.

Ensayando para el Día E junio 2015

Ensayando para el Día E junio 2015
Grupo del Taller de Lectura y escritura 2015

Recital 18 de junio de 2016

Recital 18 de junio de 2016
21.00 Instituto Cervantes de Rabat

Bahia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Bahia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Recital del 24 de abril de 2015

PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Viernes, 24 de abril de 2015, 19.00 -INSTITUTO CERVANTES DE RABAT -

Aïcha. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Aïcha. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Recital del 24 de abril de 2015

Iman.PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Iman.PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Recital del 24 de abril de 2015

Fatima. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Fatima. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Rabat, 24 de abril de 2015.

Abdellah. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Abdellah. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Viernes, 24 de abril de 2015

Rkia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Rkia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Viernes, 24 de abril de 2015

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010
Tras la lectura...

Lectura del Taller. 19 de junio de 2010

Lectura del Taller. 19 de junio de 2010
La lectura

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010.

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010.
La lectura...

Lectura del Taller.19 de junio de 2010

Lectura del Taller.19 de junio de 2010
Tras la lectura

LOS ESCRITORES DEL BLOG...

LOS ESCRITORES DEL BLOG...
Aixa, Abdellah, Rkia y Abdelkrym (abril de 2013)

LOS ESCRITORES DEL BLOG.

LOS ESCRITORES DEL BLOG.
Aixa, Anastasio, Rkia y Abdelkrym (abril de 2013)

Alumnos del Taller

Alumnos del Taller
Tras la clase. Diciembre de 2010

A ORILLAS DEL BU REGREG...

A ORILLAS DEL BU REGREG...
... IMÁGENES QUE FLUYEN... (Fotografía cedida por Abdellah El Hassouni)