TALLER DE ESCRITURA "A ORILLAS DEL BU REGREG" DEL INSTITUTO CERVANTES DE RABAT

Bienvenidos a «A ORILLAS DEL BU REGREG», el blog de los integrantes del TALLER DE LECTURA Y ESCRITURA CREATIVA, un curso especial que realizamos desde hace ocho años en el INSTITUTO CERVANTES de RABAT (MARRUECOS). En este espacio damos a conocer los EJERCICIOS DE ESCRITURA que se proponen en clase y que realizan nuestros alumnos, aunque también publicamos colaboraciones de nuestros lectores.

Muchas gracias por leernos y por compartir vuestras opiniones.
Ester Rabasco Macías (profesora del Taller)

Nuestro canal en YouTube: A ORILLAS DEL BU REGREG https://www.youtube.com/channel/UCOxmhYlix9perGlx2QEioag

CONSULTA NUESTRA PROGRAMACIÓN 2017-2018:

https://drive.google.com/file/d/0B058JyBmRRpaQTMyTzVWNUdOTjA/view

En el taller...

En el taller...
Aquí estamos, un día de mayo de 2016...

IMÁGENES DEL TALLER

IMÁGENES DEL TALLER
Comentando un cuento...

miércoles, 29 de noviembre de 2017

«EL PATIO DE MI ESCUELA» de ZAKIA ADLI

En espera del sonido de la campana,
los pequeños ojos vueltos hacia los cristales,
atraídos por un espectáculo sublime,
como si el tiempo se hubiera detenido,
reina un silencio infinito.
De repente, un barullo estridente inunda el espacio,
los niños descubren, como en un sueño,
el patio de la escuela vestido con su manto blanco.
Alegres, entran en euforia absoluta,
una pelea de bolas de nieve comienza,
en todas las direcciones van tiros lanzados,
una bola mal apuntada aterriza
directa en la cabeza de la maestra
que, aturdida, no pierde la sonrisa
y de viva voz canta:
«Hacia el cinco de enero, cada enero,
ponía mi calzado cabrero en la ventana fría».

Zakia Adli.
Rabat, 13 de noviembre de 2017. 
Ejercicio de escritura basado en el poema: «El patio de la escuela» de Gabriel Alejo Jacovkis.

«RECUERDO AMARGO» de ASSIA EL OUALIDI

Me llamo Amira, no tengo ganas de hablar con usted, pero estoy obligada a hacerlo. Sabe usted que mi padre no está en casa, pero existe en mi corazón y en mi cabeza .En algunos casos, el padre es un desconocido, pero el mío está vivo. El vínculo que tengo con él es muy fuerte. Mi hermano pequeño se pregunta si papá es una mala persona, mi madre dice que no, solamente ha infringido la ley por haberse equivocado, o porque no sabía que lo que hacía estaba mal.
Sabe usted que mis sueños eran muy grandes, ahora mi vida va por otro camino. Estoy pensando qué hacer para salir de esta situación. Vivo inmersa en el miedo, me siento mareada constantemente; sin duda, las noches son los peores momentos, y me da rabia quedarme dormida. Recuerdo el día de 11 de julio del mes pasado, cuando sufrí mi primer ataque de pánico, cuando yo y mi hermana estábamos en nuestra casa de París, frente al ordenador y, de repente, apareció la noticia con fotografías de mi padre, se le acusaba de algo muy grave. Mi madre, entonces, no estaba en Marruecos sino en un congreso, en Egipto. Yo sentí un dolor intenso, mi corazón quedó destrozado en pedazos. Y desde ese momento tengo dificultades para dormir, y para respirar. Aquello me hizo entender que necesito ayuda psicológica. Ahora estoy aquí, en Marruecos, y mi hermana mayor está allí, en Francia, no puede venir, es consciente de la situación económica. ¿Sabe usted? Cuando vi a mi padre cabizbajo, custodiado por unos guardias, terminé agotada y frustrada. Él, tan acostumbrado a que la policía le diera protección, entonces se veía atado como un criminal.
Mi madre dice que yo y mi hermana somos la causa de esta porquería porque nuestros estudios universitarios requerían cada vez más dinero. Porque antes éramos una familia muy feliz, a pesar de nuestros pequeños problemas. Y es que en todas las familias se producen momentos de flaqueza.
Ahora sufrimos mucho, el salario de mi padre ha desaparecido de los ingresos mensuales, y el sueldo de mi madre nunca alcanzó para nada. Dígame usted cómo podemos aguantar esta situación.
Cómo podemos evitar las miradas apenadas de la gente. Seguro que papá tiene una justificación para sus actos.
¿Sabe usted una cosa? Cuando yo sea mayor, seré como mi padre, seré juez. Pero nunca seré una mujer de palabra ni tendré libros como mi padre, para que los enemigos no hagan conmigo como han hecho con mi padre y me acusen de corrupción.
No quiero que mi familia  sufra lo que ahora nosotros sufrimos.

Assia El Oualidi.
Rabat, diciembre de 2017.
Actividad de escritura basada en el motivo del recuerdo tras la lectura de «Réquiem con tostadas» de Mario Benedetti.    

jueves, 23 de noviembre de 2017

«OJALÁ», de IMÁN TANOUTI

Para la niña de mis ojos…
Cuando el cielo se despierte gris
sobre el blanco lino de tu colcha,
cuando el día, cansado, cubra los ojos del horizonte
con el negro manto de la noche…
 
Cuando tus muñecas ya no sean tu sosiego
en tus noches de dudas e insomnios,
cuando el tiempo haya esculpido esmeradamente en tu rostro
las experiencias con el cincel de los años…

Cuando abandones tu mundo rosa
y atravieses el endeble puente de la vida,
sin poder mirar hacia atrás
por temor a perder el equilibrio…

Cuando el amor llame a tu puerta
y no sepas si abrirla o no,
cuando te sientas frágil, vulnerable,
y te devore la incertidumbre…

Cuando los sueños se encaprichen de ti
y se queden a mitad de camino,
o cuando, por la mañana, el arco iris
se despierte huérfano de colores…

Entonces…
Ojalá
que mis caricias te sirvan todavía de consuelo,
que mis besos apacigüen tus penas,
que mis canas no nublen mi mente
para recordarte que cada día es un comienzo nuevo,
que no estás sola, porque yo te quiero.

Iman Tanouti.
Rabat, 20 de noviembre de 2017.
Ejercicio basado en el poema “Feliz Navidad” de Gabriel Alejo Jacovkis.

miércoles, 22 de noviembre de 2017

«ACERCA DE GABRIEL ALEJO JAKOVKIS» de Iman Tanouti y Rkia Okmenni..

«RESEÑA SOBRE LA POESÍA DE GABRIEL ALEJO JAKOVKIS» de Iman Tanouti.

Don Gabriel,
Rosa Chacel dijo una vez que escribir es “un oficio.”, Pero un oficio que incita a observar y poder ver lo que los demás no pueden ver, y eso es exactamente lo que hace usted Don Gabriel, con su cuaderno y su cámara consigue detener el tiempo por un momento, las gotas de lluvia permanecen inertes en el cielo, los péndulos de los relojes se paran, los aromas se suspenden en el aire, para luego recobrar la vida en forma de palabras y  versos. Y no es cierto que su profesión “es la de juntar letras, palabras, notas musicales y compases”, ¡no estoy de acuerdo, Don Gabriel!, eso podría hacerlo cualquiera… Usted, más bien, consigue la armonía necesaria, la buena musicalidad, la nota exacta, la palabra adecuada y el buen ritmo, y eso no está al alcance de cualquiera. ¿Es su primer oficio, el de la medicina, el culpable, o es una sensibilidad a flor de piel que solo unos cuantos pueden presumir tener? ¿O es el efecto de la Hesperidina que tanto le gusta? En todo caso, Don Gabriel, a través de su objetivo comparte con nosotros unas imágenes que, aunque forman parte de nuestra cotidianidad, nos son invisibles, inexistentes, y lo hace para recordarnos a veces cosas obvias, sencillas, humanas, pero olvidadas, desapercibidas o ignoradas: esa “vecina coja” que vive al lado, que sufre en silencio: “intuimos el dolor”, el sufrimiento de un amigo ante la pérdida de un ser querido (SOMBRAS Y POEMAS); ese señor de adelantada edad cuya agonía y enfermedad son apaciguadas con el simple acto de leer que le ilumina la cara y le permite agarrarse a la vida (EL HOMBRE DE LA TOS), ese niño que llevamos todos dentro y que nos observa, nos vigila: «los ojos del único niño que sabrá de mí muerte cuando ella los cierre».
Esa “EVOCACION” tan maravillosa de un viejo e inocente amor o de la despedida de otro amor difícil de olvidar «por ese pequeño temblor que dibujaba en tu boca la sonrisa».
Otras veces, Don Gabriel, se atreve a desnudar su alma ante nosotros y compartir sus penas más profundas, nos desvela con naturalidad y sencillez “PEDAZOS” de su propia vida, momentos de alegría («esa alegría del padre que vuelve y empapa al abuelo») u otros de tristeza, como la vida misma («ese espejo fatigado de repetir el llanto y la sonrisa; esa botella que imagina que es la que apaga la sed»).
Se sirve de los elementos de la naturaleza como soporte, en algunos casos abusando deliciosamente de ellos: “Ya era tarde cuando pudo descifrar el erotismo de las dunas, la pasión del viento…”

La nostalgia por la madre patria también está muy presente e intuimos su tristeza y su sufrimiento al evocar el tema, ese Buenos aires tan lejano y a la vez tan cercano; pero también el agradecimiento y la gratitud a la tierra de acogida: “El barco nos dejó desamparados y de una ojeada nos hiciste tuyos.” Todo ello tallado impecablemente como una pieza de arte, con mucho sentido del detalle y un afán por lo perfecto.

Eso sí, Don Gabriel, sus poemas  requieren varias lecturas, y hay que reconocer que no siempre lo hemos tenido muy fácil, y lo de «El cristal de una  perpetua sombra tiñe la mirada con el color del hueco» ha suscitado mucha discusión en el taller, pero eso es lo bonito de su poesía , que además de invitar a la reflexión –no es ni mucho menos una poesía pasiva-, permite ver cómo cada uno percibe  su mensaje, cómo lo interpreta según su cultura, su origen, su entorno, sus convicciones y le sorprendería saber, Don Gabriel, cómo hemos jugado con sus versos,  como niños en “EL PATIO DE LA ESCUELA(¡un pequeño momento de tregua!) .

Por todo eso, Don Gabriel, y por otras cosas más, me sentaré, pediré un cortado –dudo mucho que encuentre Hesperidina en Marruecos- y no me hartaré de releer sus poemas.

Iman Tanouti

 ***

«EL COMPROMISO EN LA POESÍA DE GABRIEL ALEJO» de Rkia Okmenni.

Como ejemplo «De la ignominia», después de la reseña de Imán, yo quiero presentar aquí algunos poemas entrañables que testimonian el compromiso y la adhesión del poeta a la causa de los refugiados, y eso a través de «DE LA IGNOMINIA», publicado en el Blog «PARA MÍ UN CORTADO» de Gabriel Alejo Jakovkis.

Para empezar, el poeta escribe una introducción directa y muy clara, donde denuncia en sus versos la indiferencia hacia los refugiados particularmente en Europa:

«Cientos de miles de seres humanos
vagan por Europa sin que los gobiernos
asuman la obligación de ayudarlos.
Los llaman refugiados y les niegan el refugio.
Pero hoy Europa ha perdido la memoria.
Rabia, pena, memoria, sufrimiento.
Tal vez de ahí surjan
estos 14 poemas. »
Abril 2016

1.
No hay poetas en las playas
y no existe el mar
que fuera morada de sus versos.
Es ahora el rastro de un mal sueño.
Sólo huesos.
Sal.
Inservibles restos
que se aferran a la nada

3.
Si algún día llega
tendrá que volver a aprender a jugar.
Suponiendo que tal cosa
pueda volver a aprenderse.
Y siempre y cuando el barro,
la sed, el hielo, el hambre,
los zapatos rotos,
el dolor, el miedo
no hayan ocupado para siempre
aquel lejano lugar de los juegos.»

5.
Olvídese del güisqui
del jamón
de las ostras y el caviar
pero sobre todo
coma sin sal
Es muy importante
debe usted comer sin sal
todos los platos
sin nada de sal
arroz sin sal
sopa sin sal
galletas sin sal
sin sal de mesa
sin sal marina
sal en los ojos
sal en la boca
en la nariz
sal en la lengua
sal en la tráquea
en los pulmones
en los bronquios
sal en el alvéolo
sal en la sangre
sal que arde
en las heridas
sal en la arena de la playa
playa de sal
vómito de sal
muerte en la sal.»

En esos poemas de Gabriel Alejo, que cito aquí como ejemplo, destaca la presencia del niño de forma recurrente y persistente, así como en los poemas 6, 8, 11, 12 y 14. Los versos del poeta subrayan la ignominia de la actitud general europea hacia esas inocentes víctimas diarias. También sus versos hablan de los jóvenes desencantados cuyo sueño fracasa a las puertas de Europa cuando escribe en el poema 9:

9.
Recorrías Europa andando.
Paseabas tu atlética juventud
y por el viejo puente
cruzaste ese río de corriente suave.
Entonces te habitaban las imágenes
de los hermosos parajes visitados.
Juraste que la próxima vez
cruzarías el río nadando.
No pudo ser
porque ahora sólo lo cruzan
cadáveres hinchados
y cansados de tanto caminar.

Rkia Okmenni 


Tarea de IMAN TANOUTI y RKIA OKMENNI.
Rabat, 15 de noviembre de 2017.
Tarea: «Escribir una reseña sobre la poesía de  Gabriel Alejo JAKOVRIS».
Además del suplemento sobre «El compromiso en la poesía de Gabriel Alejo».
Poemas extraídos del blog “PARA MÍ UN CORTADO” DE Gabriel Alejo Jakovkis: https://paramiuncortado.wordpress.com/


martes, 21 de noviembre de 2017

«FELICES LLUVIAS» de RKIA OKMENNI

Cuando todavía te proteges de los rayos
con tu gorra y tus gafas de sol
en vísperas del invierno,
y en tanto se turban tu paraguas y abrigo;

cuando el cielo sigue estando triste
con su color azul monótono,
carente de golondrinas
y de toda categoría de nubes,
estratiformes o nimbiformes o…

cuando el árbol de enfrente,
harto de tanta carga de polvo tóxico,
espera que llore el cielo para
estrenar su feliz y verde sonrisa;

cuando mujeres y niñas del campo
recorren largas distancias desde el alba
para rellenar bidones de agua
que hidratarán familia y ganado,
mientras las grietas en el lecho del río
se vuelven cada día más amplias;

cuando te deja indiferente
el derroche del oro translucido y vital,
que usas y del que abusas con su chorreo
para limpiar tu coche, una cucharilla,
el cepillo de tus dientes,
o para ahuyentar a una hojita seca sobre la acera
que sufre de náuseas en medio del remolino
acuoso, obsesionado tú por su presencia…

Entonces…
¡Ojalá un enjambre de abejas
histéricas y sedientas
y que ya no temen al hombre,
se apodere de la fuente de tu balcón
y te impida el acceso diario
para disfrutar de tu taza de café
por…
tu alergia mortal a sus picaduras!

Rkia Okmenni.
Rabat, noviembre de 2017.
Actividad basada en el poema “Feliz navidad” de Gabriel Alejo  Jacovkis Polak.
Fotos cedidas por Rkia Okmenni.









domingo, 19 de noviembre de 2017

“EL TREN DE LA VIDA” de FATIHA TALBI

Después de preparar su equipaje ligero y ponerse una camiseta y unos pantalones blancos, coge su billete del tren y se va a la estación… Está muy feliz, como si fuera la primera o la última vez que va a viajar. Pero al mismo tiempo siente los fuertes latidos de su corazón y una sensación de desmayo. Tiene la cara y las manos lívidas, los dedos azules y su cuerpo está muy frío, aunque es el mes de agosto en Madrid. Quizá es el estrés normal antes de un largo viaje, se dice a sí mismo.

En la estación, hay mucha gente: personas contentas de reencontrar a gente cercana que viene de lejos y otra que está tristes porque se separa de sus seres amados… Hay personas que están a punto de llegar, otras a punto de irse…

Por fin su tren ha llegado. Sube y anda entre vagones para elegir el mejor asiento cerca de la ventana, para ver los paisajes de fuera. Escoge un asiento del que brota un buen olor, parecido al de las flores. Al principio, mira a la cuidad donde trabaja y vive ahora mismo. Pocas horas después, ve a la ciudad donde estudió en la universidad. A pesar de lo mal que siente todavía, se duerme; pasa mucho tiempo hasta que se despierta y redescubre su pueblo nativo donde nació y pasó su infancia con sus padres, ahora ya fallecidos. En ese momento siente gran nostalgia por su familia, sus amigos de la infancia, el primer amor, las calles llenas de gente, el campo de fútbol, el mercado que había cada domingo… Esa es la última parada antes de llegar a su destino. Cuando lo reconoce, se levanta y coge su equipaje para bajar del tren. Las personas que están cerca de él pueden observar a su rostro pálido, sus ojos dormidos, pueden escuchar sus bocanadas breves y el aire que escapa entrecortadamente de sus labios, que dibujan una sonrisa inocente e indiferente, aunque el dolor no ha cesado. Lo han rodeado varias caras tristes y a veces lágrimas y gritos que no puede entender. Le preguntan si se encuentra mal o quiere que llamen al doctor. Él no contesta y se va sin prestarles atención.

Cuando el tren se para y la puerta se abre, su dolor de corazón y la sensación de desmayo desaparecen, ante él se abre un paisaje fantástico y paradisíaco. Siente un aire muy puro y ligero mezclado a veces con un aroma dulce de frutas exóticas, tropicales y a veces con el maravilloso olor del mar. El viento que acaricia a las altas palmeras y otras plantas que jamás había visto y que dibujan ondas suaves en la playa de color turquesa. El sonido de esas ondas se mezcla con los cantos de los pájaros, escucha algunas voces, risas y carcajadas de gente que vienen de lejos como si estuvieran de fiesta tras un día de duro trabajo. Va caminando en dirección a esas voces, cuando ve a una chica que se parece a ella, aquella chica de su pueblo nativo. Tiene los mismos rasgos, aunque en una versión más madura: sus cabellos largos arrullados por el viento son como rayos de sol en un cielo azul y ancho, su piel es como leche mezclada con gotas de café, sus ojos parecen unos pequeños botecillos de miel… Pero es ella, porque mantiene la sonrisa inocente de aquella chica de trece años que fue. Se acerca a ella y le pregunta si es esa chica… “Evidentemente, claro que soy yo”, le dice. Ha sido una buena sorpresa para ambos, porque no se ven desde hace muchos años y ninguno de ellos sabía nada del otro. Entonces eran pequeños. Cada uno amaba al otro secretamente sin poder mostrarlo. Bajo un cielo lleno de estrellas brillantes como polvo de oro sobre el cuerpo de una guapa africana, hablan toda la noche de sus recuerdos, sus vidas… hasta el amanecer.

Ahora es el segundo día en ese paraíso que jamás había visto o sentido en su vida. Un lugar extraordinario y el amor de su vida… “Que suerte”, se dice. Quiere que eso dure el resto de su vida. Por la mañana, cuando andan al lado de la playa, ve a dos personas muy lejos que están caminando en su dirección. Observa en su rostro una mezcla de emociones de felicidad, pero también de duda, incomprensión, miedo, conflicto…

Tiene los ojos fijos en esas personas, ellos se acercan más, ve cómo la duda y la incomprensión desaparecen a favor del miedo, del compromiso y de la felicidad. Son sus padres difuntos.

¡Narrado por un Ángel!

FATIHA TALBI.
Rabat, 17 noviembre 2017.
Actividad basada en “El río” de Julio Cortázar.


“LA POESÍA DE GABRIEL ALEJO JACOVKIS” (RESEÑA DE BAHIA OMARI)

GABRIEL ALEJO JACOVKIS es un poeta sensible, expresivo, afectivo. Sus obras están llenas de una nostalgia profunda. Una nostalgia por su país natal, su familia, sus amigos y las personas que ha conocido en la vida.
GABRIEL ALEJO JACOVKIS nos da, a través de sus poemas, una imagen perfecta de cada personaje, de cada situación de la vida. Tiene una creativa poética personal. Escribe en cada momento y en cualquier lugar: en el bar, en el tren, en casa. Escribe cuando siente la inspiración y escribe una poesía comprometida; además, utiliza la máquina de fotos para trasladar la imagen en sus poemas.
GABRIEL ALEJO JACOVKIS hace un trabajo artístico, lo comprendemos en su poema “La talla”, donde encontramos una relación muy fuerte entre la escritura sobre el papel y la escritura sobre la madera, tras un duro trabajo. La escultura puede transmitir sensaciones, mensajes: “La gubia intentó ser lápiz”.
En su poema Ramblas hay una personificación de esta calle, una extensión física. Un poema muy bonito con una descripción rica que traduce la vida de esta calle por la noche, por la mañana. Una calle tan viva en otoño como en primavera.
El hombre de la tos… En este poema lo que llama la atención es la descripción detallada y una metáfora del camino de la tos: la impresión del rostro en el momento del dolor, del ahogo y, después, esa súbita tranquilidad. El poema nos ofrece dos imágenes expresivas. 
Sombras y poemas… Un poema muy triste, muy duro, percibimos sentimientos profundos y sinceros del poeta. “El cristal de una perpetua sombra tiñe la mirada con el color del hueco”. Hay una metáfora del cristal, de la mirada húmeda que traduce una pena insondable. Una imagen muy delicada.
Gabriel Alejo Jacovkis ha compartido con nosotros, a través de sus poemas, sus recuerdos, su pasión, sus preguntas, sus sentimientos y su oscilación entre el pasado y el presente. 
Gabriel Alejo Jacovkis es un poeta de grandes dimensiones.
Muchas gracias, Gabriel, por compartir con nosotros tus emociones.

Bahia OMARI
Tarea: “Escribir una breve reseña sobre la poesía de Grabriel Alejo Jacovkis”.

Rabat, 15 de noviembre de 2017.

«TIEMPO» de HIDALGO

Creo que ya es hora de hacerlo, por mucho que me cueste contarlo, será lo mejor para mí porque esto lo debo decirlo por mí no por ellos. Ellos no van a volver a nacer, ellos ya tienen su vida hecha, así que ¿de qué les sirve obligarme a hacer algo que no me gusta? Realmente, me da igual que sean mis padres, porque si lo fuesen no me dirían qué es lo que debo estudiar, por eso ya va siendo hora de decirles que no quiero dedicarme a la ciencia, que no quiero estudiar medicina. Yo quiero estudiar lo que verdaderamente me gusta, que son las letras. Escribir para mí es un modo de contar mis penas o mis alegrías. Pero mantenerlo en secreto es muy complicado.
Cada vez que estoy sentado en mi escritorio con el Word abierto, escribiendo una nueva novela, la escribo con miedo. Y si de repente entran ellos y me ven, ¿qué harán? ¡Quitarme el ordenador! ¡Enfrentarme a un interrogatorio! Te lo digo en serio, cargar con este peso me mata.
Así que sí, hoy cuando vuelva de mi instituto me presentaré frente a ellos con la máxima voluntad posible y les contaré cómo realmente me siento. Por muy difícil que sea, debo hacerlo por mí.
Entonces, tal vez debería escribir un texto con lo que debo decir, por ejemplo:
«Hola, papá y mamá, esto va a ser muy difícil para ambos, y sí, siento miedo de contaros lo que realmente siento o quiero porque vosotros solo queréis lo que vosotros queréis y no habéis pensado realmente en mí, en lo que me gusta. Simplemente estoy aquí porque ya llevo mucho tiempo guardándome algo que tendrá sus consecuencias en mi futuro. Papá y mamá, no me gusta lo que estudio y no me quiero dedicar a esto, han pasado años y suficiente que haya conseguido sacar buenas notas para haceros feliz. Pero vosotros no sabéis que yo no lo soy.
A mí me gusta escribir, me gusta la política, el periodismo… Toda esa rama de ciencias sociales es lo que me gusta y lo que de verdad quiero estudiar, y sobre todo dedicarme a eso cuando sea mayor.
Espero que esto valga la pena, porque si no es así, me iré de casa. Estoy nervioso en serio, no sabéis lo duro que es esto, tener que enfrentarte a tus padres y llevarles la contraria. ¿A vosotros alguna vez os llegó a pasar? Espero que no, porque no se siente bien.»
Vale, estoy decidido, me encuentro en la acera de enfrente de mi casa. Solo debo cruzarla, tocar el timbre y hablar. Así de sencillo.
Puso un pie en la carretera y, en cuestión de un segundo, se escuchó un pitido muy fuerte. Todo paso tan rápido que acabó con él.
Salimos de casa y solo se escuchaban gritos, nos acercamos y lo vimos. El alma se nos vino abajo y las lágrimas no las pudimos contener.

Hidalgo
Rabat, octubre de 2017.
Actividad de escritura basada en el motivo del sueño-realidad, tras la lectura de «El río» de Julio Cortázar.

viernes, 17 de noviembre de 2017

«FELIZ RAMADÁN» de ZAKIA ADLI


Cuando decís Feliz Ramadán,
o Ramadán Mubarak,
muchos deseos de felicidad,
de paz y de prosperidad,
que corresponde al mes sagrado que vale más  de mil meses.

Cuando pedís en el ayuno,
que se purifiquen los corazones,
que seáis más compasivos con el prójimo,
que os sacrifiquéis de día,
para recibir, de noche, la recompensa.

Ojalá, a la hora de la compra,
 que pongáis en la cesta,
aunque sea una pequeña cosa,
algo para sustentar una alma perdida,
y devolverle la sonrisa .

Zakia Adli.
Rabat, 14 de noviembre de 2017.
Ejercicio de escritura basado en el poema: «Feliz navidad» de GABRIEL ALEJO JACOVKIS POLAK.

«FELICES SUEÑOS» de FATINE SEBTI

Cuando envías flores color marfil,
y chocolates, y esa carta con poca palabra
para decir lo que corresponde en ese día
de escaparates rojos
Cuando sacas tu cigarrillo y le besas hasta sacarle el alma,
pensando  con alivio y con gusto que lo has hecho bien 
Cuando  aturdido con esa copa de más, la desnudas con tu mirada
y le dices que es tu amor, la mujer de tu vida y tu arco iris
Cuando arrancas el coche con ese sentimiento embriagador
de tenerlo todo bajo control…   
Cuando más tarde, entre los pliegues de la noche,
acaricias la profundidad de su pelo
y tus manos dibujan los bosquejos de un jardín secreto…    
Cuando te dejas llevar en un torbellino de mariposas locas,
cuando se pinta en tus labios esa sonrisa de la victoria 
y te desvaneces deliciosamente
entre los brazos de las sábanas blancas

Ojala que una sombra poderosa nuble
tus sueños soleados, por un instante,
por un momento, para siempre,
mientras el mar todavía no ha borrado
las huellas de tus zapatos en otros corazones.

Fatine Sebti.
Rabat, 10 de noviembre de 2017.
Actividad basada en el poema “Feliz navidad” de Gabriel Alejo  Jacovkis Polak.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Cantando los versos de José Martí.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Iman y Anastasio recitando a Mario Benedetti. Mohammed a la guitarra.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Manal, Ahlam y Assia recitando a Oliverio Girondo.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Rkia recitando a Delmira Agustini

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Bahia recitando a Alfonsina Storni.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Laura & Mohamed y Mohamed & Laura cantando a Alfonsina Storni.

Ensayando para el Día E junio 2015

Ensayando para el Día E junio 2015
Grupo del Taller de Lectura y escritura 2015

Recital 18 de junio de 2016

Recital 18 de junio de 2016
21.00 Instituto Cervantes de Rabat

Bahia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Bahia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Recital del 24 de abril de 2015

PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Viernes, 24 de abril de 2015, 19.00 -INSTITUTO CERVANTES DE RABAT -

Aïcha. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Aïcha. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Recital del 24 de abril de 2015

Iman.PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Iman.PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Recital del 24 de abril de 2015

Fatima. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Fatima. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Rabat, 24 de abril de 2015.

Abdellah. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Abdellah. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Viernes, 24 de abril de 2015

Rkia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Rkia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Viernes, 24 de abril de 2015

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010
Tras la lectura...

Lectura del Taller. 19 de junio de 2010

Lectura del Taller. 19 de junio de 2010
La lectura

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010.

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010.
La lectura...

Lectura del Taller.19 de junio de 2010

Lectura del Taller.19 de junio de 2010
Tras la lectura

LOS ESCRITORES DEL BLOG...

LOS ESCRITORES DEL BLOG...
Aixa, Abdellah, Rkia y Abdelkrym (abril de 2013)

LOS ESCRITORES DEL BLOG.

LOS ESCRITORES DEL BLOG.
Aixa, Anastasio, Rkia y Abdelkrym (abril de 2013)

Alumnos del Taller

Alumnos del Taller
Tras la clase. Diciembre de 2010

A ORILLAS DEL BU REGREG...

A ORILLAS DEL BU REGREG...
... IMÁGENES QUE FLUYEN... (Fotografía cedida por Abdellah El Hassouni)