TALLER DE ESCRITURA "A ORILLAS DEL BU REGREG" DEL INSTITUTO CERVANTES DE RABAT

Bienvenidos a «A ORILLAS DEL BU REGREG», el blog de los integrantes del TALLER DE LECTURA Y ESCRITURA CREATIVA, un curso especial que realizamos desde hace ocho años en el INSTITUTO CERVANTES de RABAT (MARRUECOS). En este espacio damos a conocer los EJERCICIOS DE ESCRITURA que se proponen en clase y que realizan nuestros alumnos, aunque también publicamos colaboraciones de nuestros lectores.

Muchas gracias por leernos y por compartir vuestras opiniones.
Ester Rabasco Macías (profesora del Taller)

Nuestro canal en YouTube: A ORILLAS DEL BU REGREG https://www.youtube.com/channel/UCOxmhYlix9perGlx2QEioag

CONSULTA NUESTRA PROGRAMACIÓN 2017-2018:

https://drive.google.com/file/d/0B058JyBmRRpaQTMyTzVWNUdOTjA/view

En el taller...

En el taller...
Aquí estamos, un día de mayo de 2016...

IMÁGENES DEL TALLER

IMÁGENES DEL TALLER
Comentando un cuento...

miércoles, 11 de julio de 2018

"ESTO ES EL PRIMER TALLER DE TEATRO... QUIEN LO PROBÓ LO SABE" de FATINE SEBTI



Despertarse, arriesgarse, andar confundido,
emocionado, tímido, fuerte, asfixiado,
frágil, seguro, loco, sorprendido, 
solo, miedoso, valiente, acompañado. 

Tomar contacto con uno mismo,
impresionarse, confiar en otro,
mostrarse orgulloso, indulgente, comprensivo,
sentirse alegre, natural, creativo, atónito.

Respirar muy hondo, ponerse erguido,
dejarse llevar, navegar en un mar imaginario,
descubrir que sí se puede, aunque uno no lo crea.

Creer que en un escenario un mundo cabe, 

darse cuenta de que uno ya le ha tomado el gusto,
ver brotar amistades perfumadas, improbables,

sentirse cambiado, liberado, mejor que antes…
Esto es el primer Taller de teatro, quien lo probó lo sabe

Fatine Sebti (alumna del "Taller de Español con teatro")

martes, 26 de junio de 2018

«COMENTARIO DE “TÁNTALO” Y “BALANCE” DE ELVIRA DAUDET» por FÁTIMA EZZEHAR


No hay nada más impresionante que la palabra real que surge de un fondo herido por sentimientos ahogados, dejando lágrimas ardientes sobre unas mejillas ajadas. El silencio tiene su lenguaje. La voz de la palabra muda queda traspasada como el frío de la nieve y el calor del fuego que queman el cuerpo.
Así, yo me quedo atónita ante la palabra poética y emotiva de la gran autora Elvira Daudet.
Y también presento mi agradecimiento al poeta Gabriel Alejo Jacovkis que, con su voz tierna y tranquila, nos revela esos dos poemas cautivadores de Elvira Daudet:

TÁNTALO
Duelo de amor a espada y lirio abierto.
Me abraso con el frio de tu espalda,
atalaya de nieve que me niega
la cifra de tu gloria y de mi herida.
Cruel juego, cercas de nieve el fuego,
y al instante alimentas, beso a beso,
mi infierno. No desembrides la furia
de la sangre si es batalla perdida.
No me prendas, amor, si no has de amarme,
que ya ardo y muero en el incendio, presa
del sortilegio que en tu labio bebo.
Mientras tú, desdeñoso a mi condena,
te creces y atesoras, avariento,
toda la luz que derribada debo.

Elvira Daudet

¡Qué versos tan absorbentes! ¡Qué acercamiento tan rebuscado!: Qué poema de sentimientos radicalmente opuestos, de enfrentamientos humanos y naturales. Una lucha abstracta.
Una confesión nada habitual. Una confesión hecha como si el amor se convirtiera en pecado.
Me siento muy débil ante estos versos breves y fuertes, y ante sus palabras mágicas con su intenso romanticismo. Aunque, a la vez, me ofrecen alas para subir más alto, al séptimo cielo, con mis pensamientos, y así aprovechar la riqueza de las criaturas, de sus enfrentamientos y contradicciones con un alto nivel sentimental, moral y material.

Paralelamente a Tántalo, se presenta este otro poema:

BALANCE
Todo está consumado, es hora del silencio.
Os di la entraña,
lo que tuve más mío y verdadero
en el extraño viaje
que me correspondió:
el frío violeta y el horror de la España
del grito sofocado por los ríos de sangre
que pudrieron mis ojos infantiles.
Los grumos del dolor inconcebible,
mis tres mejores versos, escritos al futuro
en la sangre más joven, más entera,
coagulada en las rosas fallidas del invierno.
Abrí sin compasión los labios de la herida
para mostrar el cráter de lavas destructoras,
la triste cordillera de cenizas
que invadieron la aorta y ahogaron el amor.
Es hora de callar, todo está dicho.

Elvira Daudet

Me asombra la simetría perfecta que tienen los dos versos: al principio y al final del poema. Versos idénticos por la desolación y la desesperación, para al final caer en la sumisión de la “nada”. Sin embargo, pienso que nunca jamás  deberíamos callarnos ni desvanecer así todos nuestros sentimientos de amor, de dolor, de esperanza, de ignorancia, de recuerdos  incisivos e incurables que permanecen como un fantasma  poseedor de nuestro espíritu. Así pues, vuelve continuamente el eco de la nada.
Por tanto, entre ambos poemas se realiza un extraño viaje de sentimientos y recuerdos escritos con sangre… Un viaje que, para mí, consigue su apogeo en el vientre del poema:

mis tres mejores versos, escritos al futuro
en la sangre más joven, más entera,
coagulada en las rosas fallidas del invierno.

Breves  versos que hacen correr mucha tinta.
Saludos

Fátima Ezzehar
Rabat: 12 de junio de 2018.
Texto inspirados en “Dos poemas de Elvira Daudet dichos por Gabriel Alejo Jacovkis”, en https://www.youtube.com/watch?v=e8llYYlvhSg

miércoles, 20 de junio de 2018

«EN LA SALA DE UNA CONSULTA» DE ASSIA EL OUALIDI



        ¡Hola! ¿Puedo sentarme aquí?
        Sí, claro ahora mismo quito mi bolso.
        Mi nombre es Karim.
        Yo soy Leila.
        La sala está llena y he visto un asiento vacío a tu lado.
        Pero si hay varios vacíos…
        Tengo una cita con el doctor a las doce. ¿Y tú?
        Yo no tengo ninguna cita. Yo, siempre que me siento mal, vengo a ver al doctor.
        ¿Qué te ocurre? ¿Tienes cuerpo de lunes? ¿Estás en apuros?
        No estoy en la gloria, por eso estoy aquí, ¿te parece raro?
        A ti… me parece que te falta un poco de amor.
        Qué jeta tienes, no desvaríes.
        ¿Estás siempre así, en estado de ataque? Me molaría ayudarte.
        Vaya, vaya, es mejor que se te bajen un poco los humos ¿no?
        Bueno, pero quiero una respuesta a mi pregunta.
        Bueno, pregúntame.
        ¿Por qué estás aquí?
        Tuve una relación con un cabrón que me dejó de la noche a la mañana, y desde ese día padezco insomnio.
        Eso no debería importarte tanto, no seas masoquista.
        Y tú ¿cuál el motivo de tu presencia aquí?
        Soy yonqui, pero también soy un hombre sincero y de palabra… ¿No te parece? ¿Cómo te caigo?
        No me gusta la vanidad masculina, solo te conozco desde hace unos minutos.
        Para mí, es como si te conociera desde hace años.
        Me parece que esta mañana tomaste una gran dosis de caballo.
        ¿Alguien te ha dicho alguna vez que deberían cortarte la lengua?
        Una vez, un hombre me dijo que mis ojos eran la propia belleza del universo.
        No dudo de tu belleza.
        Tú tampoco estás mal. ¿Estás casado? ¿O tienes novia?
        No, soy demasiado pelotudo como para tomar una decisión tan ardua.
        ¡Vaya! Tienes razón, pareces muy pelotudo. Y como eres sincero conmigo, también quiero ser franca contigo y voy a hacerte una confesión.
        Soy todo oídos.

        Lo que voy a decirte te parecerá extraño… Quiero pasar esta noche entre tus brazos.

Assia el Oualidi
Rabat, 13 de junio de 2018
Actividad de escritura basada en la lectura de “Conversa” de Mario Benedetti.
                                                                                    

miércoles, 6 de junio de 2018

«EL PARQUE» de THANOS TSIVELIKAS

Th:   Perdón. ¿Me puedo unir a ti para correr juntos? Es la primera vez que estoy en el parque y no conozco muy bien el recorrido.
S:      Sí, claro. Si puedes seguir mi ritmo.
Th:   Gracias... Me llamo Thanos.
S:      Sandra. ¡Corre, por favor! ¡No hables!
Th:   Eres la única persona que no lleva mp4. Pensé que quizás te gustaría correr y hablar con otra persona al mismo tiempo.
S:      Si te has decepcionado, puedes pararte y sentarte.
Th:   ¡No, no, por favor! En ese caso, prefiero ser competitivo y ganar mi premio cuando te derrote.
S:      Vale, es mejor así.
(…)
S:      No llevo mp4 es porque me encantan los sonidos del parque. Las aves, el arroyo, los árboles, los niños... todo.
Th:   Gracias por tu aclaración. Pero, si quieres, puedo respetar tu deseo y seguir en silencio.
S:      No, está bien. Podemos contarnos alguna cosa mientras vamos corriendo.
Th:   ¡Genial! Entonces, serás la primera persona que conozca en Belgrado.
S:      ¿De verdad? ¿No conoces a nadie aquí?
Th:   Solo algunos griegos de la embajada. Pero, serbios no. Eres mi primera amiga.
S:      No hago amigos a los cinco minutos de carrera. Pero, en cualquier caso, si necesitas ayuda para algo durante tu estancia en Belgrado, me lo dices.
Th:   Muchas gracias.
S:      Entonces, eres de Grecia.
Th:   Sí, soy griego.
S:      ¿Y porque estás en Belgrado? ¿Turismo?
Th:   Turismo, no. Negocios.
S:      ¡Negocios! ¿Qué tipo de negocios?
Th:   Tengo una empresa pequeña en Grecia que produce espíritus alcohólicos tradicionales, como ouzo y tsípuro. Y quiero expandir mis negocios a Serbia con la producción de slivovitz.
S:      ¡Qué bueno! Me gusta mucho el slivovitz. Espero que tengas suerte.
Th:   Muchas gracias. ¿Y tú? ¿A qué te dedicas?
S:      Soy ingeniera agrónoma y trabajo como investigadora en un instituto público.
Th:   ¿De verdad? No pareces una investigadora.
S:      ¿Por qué no?
Th:   Tienes un tipo impresionante. Yo asocio la imagen del investigador a la imagen de Einstein.
S:      ¡Cielos santo! Espero no parecerme a Einstein.
Th:   Al contrario. Eres muy guapa. Y para serte sincero, lo primero en que me he fijado no ha sido en lo del mp4, sino en tus fabulosas nalgas, que han distraído mi mirada.
S:      Es mejor que volvamos al principio. Ya me estoy arrepintiendo de haberte permitido este intercambio de palabras.
Th:   Vale, vale… Pero al menos ahora sabemos algo el uno del otro, ¿no?
S:      ¿Cómo qué?
Th:   Como, por ejemplo, tu profesión y el hecho de que no aceptas piropos.
S:      No ha sido un piropo. ¡Ha sido una rudeza propia de un machista!
Th:   Ese machista quería saber más cosas acerca de ti.
S:      ¿Qué más?
Th:   Por ejemplo, ¿cuántos años tienes? o ¿cuál es tu signo? Y lo más importante, si estás soltera.
S:      Pues tengo cuarenta y dos años.
Th:   ¡De ninguna manera! ¡Imposible! Pareces mucho más joven. Y por favor, esto ya no es el piropo de un machista.
S:      ¡Gracias! Lo acepto, incluso si es el piropo viene de un machista. Es bueno escuchárselo a un hombre como tú.
Th:   ¿Como yo? ¿Quieres solo compensarme por el piropo?
S:      No solo. Hay una verdad pequeñita en esto.
Th:   Me haces muy feliz. Gracias.
S:      ¿Y tú? ¿Cuántos años tienes?
Th:   Adivina.
S:      ¿Cincuenta?
Th:   ¡Dios mío! Todas las buenas palabras que me acabas de decir se han derrumbado en un momento.
S:      ¡Ja, ja, ja ¡Era una broma!
Th:   Eso espero, porque ya he cumplido cuarenta y uno. Y el periodo posterior a los cuarenta es muy crítico para el hombre. Podría sufrir un infarto o una depresión fácilmente con tu broma.  
S:      Y supongo que estás casado.
Th:   Es otra cosa mala que probablemente cualquier hombre lleva en su joroba después de los cuarenta. Pues sí, estoy casado en Grecia y tengo dos hijos. ¿Y tú? ¿Qué hay de ti?
S:      Estoy divorciada. Tengo un hijo de once años y vivo con mi madre y mi hijo en casa de mi madre. Eso es todo.
Th:   Me parece que puede resultar muy duro, para una mujer soltera, trabajar en un entorno tan exigente y, al mismo tiempo, criar a su propio hijo. Estoy muy orgulloso de que seas mi amiga. ¿Puedo llamarte “amiga” sin caer en otro malentendido más?
S:      He sido un poco estricta contigo. Así que creo que puedes. Sin malentendidos.
Th:   Gracias, amiga valiente.
S:      Pero sin más adjetivos. No creo ser valiente. Cada persona tiene un objetivo en la vida. El mío es criar a mi hijo de la mejor manera posible. Y trato de dedicar a ello todos mis esfuerzos.
Th:   ¿Y tu vida personal? Amor, emociones, pasión…
S:      Todos se reflejan en mi hijo. Hace años que no le permito el amor, las emociones o la pasión a mi corazón. Lo único que hago por mí misma es correr en este parque cada tarde. Y lo hago cerca de mi hijo. ¿Lo ves? Es ese que está entre los niños que juegan en la fuente. El que lleva la camiseta del “Estrella Roja”. Por eso que no llevo mp4. Me encanta escuchar sus risas cuando juega.
Th:   Puedo comprenderte. Eres adorable como madre.
S:      ¿Y tú? ¿Por qué estás en este parque corriendo?
Th:   Por nada especial. Simplemente, a mi edad tengo que correr mucho si quiero mantener mi barriga de una forma aceptable.
S:      ¡Ajá! En este caso, también debería ser válido para mí. Tenemos más o menos la misma edad.  
Th:   ¿Para ti? No es cierto. Quizás tenemos la misma edad, pero estás de muy buen ver. Y tu cuerpo es increíble. Si no tuviera miedo de que me llamaras machista otra vez, podría decir mucho más sobre tu maravilloso cuerpo.   
S:      ¿Más como qué?
Th:   Como que mientras estábamos corriendo juntos y he tenido la oportunidad de ver tus senos a través de tu escote, no he podido dejar de mirarlos.
S:      ¿Ah, sí? Entonces, ¿podría también hacerte una confesión de amiga a amigo?
Th:   Por supuesto.
S:      O mejor… ¿De novia a novio?
Th:   Dame, por favor, tu mano para seguir corriendo abrazados y dime.

S:    Quiero que la primera botella de slivovitz que produzcas sea solo para ti y tenga mi sabor. Quiero, a medida que el sudor gotee de mis senos, que el primer slivovitz que produzcas esté destilado sobre mis senos y sientas en tus labios, cada vez que bebas, el sabor y el olor de mi cuerpo.


THANOS TSIVELIKAS
Rabat, 3 de junio de 2018.
Tarea inspirada en «CONVERSA» de MARIO BENEDETTI.

martes, 5 de junio de 2018

«EL ESPACIO EN “TAN TUYO COMO TU MUERTE” de EMILI BAYO», por ZAKIA ADLI


El marco donde se desarrolla la novela Tan tuyo como tu muerte es la ciudad de Lleida y sus alrededores. Lleida es una ciudad de clima nublado que influye en la moral del  protagonista, a quien  acaban de diagnosticar un cáncer de próstata. Claramunt es un personaje solitario y el ambiente de la ciudad le afecta en sus relaciones sociales y, sobre todo, lo pone de mal humor. La ciudad, tal y como está descrita en la novela, es un poco monótona: “tiene calles rancias y edificios funcionales sin ningún encanto, plazas de cemento (…) una ciudad con gran pasado íbero, romano, musulmán y medieval, convertida en un pueblo sin apenas restos de aquella grandeza, sin ni siquiera memoria, y por lo tanto, sin demasiado orgullo”.
El sargento Claramunt ha sido sancionado por una disputa con su superior; por tanto, se ha visto  trasladado a unos kilómetros de la capital por motivos disciplinarios. Tras vivir en una gran metrópolis como Barcelona, donde ha pasado 47 años, Claramunt tiene que acostumbrarse a vivir en una ciudad de provincias.
Desde el principio, el autor nos prepara psicológicamente para recibir algo deprimente, algo que le espera a Claramunt en su nuevo trabajo. El ambiente en la comisaría es muy  duro y los funcionarios son muy agrios y groseros.
El lugar que asignan a Claramunt forma parte de la Unidad de Investigación Criminal, que está bajo el mando del subinspector Busquet. El ambiente de trabajo no es motivador, no obstante puede darle la posibilidad de dedicarse un poco más a su estado de salud. Claramunt tiene que acostumbrarse  a los aromas urinarios porque le adjudican una vieja mesa cerca de los servicios. La agente Artero le explica que es un despacho provisional y que solo se lo han asignado mientras acaban las reformas. Y encima le tienen reservada una gran caja de cartón llena de carpetas amarillas. Su trabajo consiste en investigar casos no resueltos. Claramunt debe trabajar con antiguos materiales aunque la “Generalitat se había gastado una fortuna en un sistema informático que era la envidia de todas las policías europeas”.
Claramunt intenta escapar de ese espacio cerrado y pesado, como lo son los despachos de la comisaría, a otro más  abierto que le permita liberarse de las tensiones laborales.  Los policías utilizan el patio interior para “huir del incordio del papeleo”. A Claramunt, el tabaco le hace sentirse bien. También le gusta comer y beber buenos vinos. Son los pocos placeres que todavía puede permitirse. Sin embargo, con el paso del tiempo, Claramunt se abre poco a poco a esta ciudad y descubrimos con él algunos aspectos positivos de la misma: restaurantes típicos, la iglesia de Sant LLorenç y la emblemática catedral de la Seu Vella.
El escenario del crimen ocupa un lugar esencial en esta novela negra. El crimen se produce en un espacio cerrado, dentro de un coche, mientras que el lugar del asesinato se encuentra en las afueras de Alfarrás, en  medio de un bosque, a 23 kilómetros de la capital, a unos pocos metros de sus límites con Aragón y no muy lejos del lugar donde la policía encontró tiempo atrás el cuerpo de una joven estudiante. Es uno de los lugares predilectos de los cazadores. María Asunción  elige ese sitio por dos razones: primero, porque desde ese bosque la víctima no puede hacer ninguna llamada de socorro. Segundo, porque una chica fue secuestrada y asesinada tiempo atrás por aquella zona. María ha planeado minuciosamente el asesinato del profesor Santiago para vengar la supuesta agresión sexual de su amiga íntima, Elia. Por tanto, ella es una asesina que actúa por razones justificadas: vengar el abuso de poder por parte de un profesor universitario sobre sus estudiantes. Ha proyectado hacer pasar ese crimen por accidente, además de hacerse pasar ella misma por víctima en lugar de asesina. Pero todos sus planes fallan.
El destino reserva a María una sorpresa desagradable. Mientras el lector se prepara para recibir un final feliz para esta joven estudiante, el autor decide darle otro giro a la historia. María es liberada del coche, en el que está atrapada en el fondo del barranco, para caer entre las garras de un cazador que la encierra en un lugar espantoso. La asesina se convierte en víctima. El mal atrae al mal. Esa es la gran paradoja de esta novela policiaca.
María está de nuevo presa, pero ahora en el sótano de una casa rural, a algunos kilómetros de la población de Camarasa. La habitación está mal iluminada e insonorizada. No hay ninguna ventana. En esta ratonera hay pocos muebles: una camilla, una estufa eléctrica y un piano eléctrico. María constata que la cerradura de la puerta metálica es segura, lo cual implica que es imposible escapar de esa emboscada. Los días son largos y angustiosos. Por ese cautiverio también parece haber pasado otra chica rubia: María ha encontrado un peine en el lavabo con un pelo largo y rubio. Ese horrible lugar afecta mucho a María. Poco a poco, va perdiendo el control y cada vez espera con mayor ansia la llegada de su secuestrador. El peso de la soledad es más doloroso que la herida de su pierna. Echa de menos su vida anterior, sobre todo la luz del día y a su amiga Elia.
El final de la historia termina con una huida de María con su amiga Elia. La aventura toma otro giro semejante al de la película “Thelma y Louise”, cuando las súper chicas atractivas se lanzan libres, no hacia un cañón sino hacia el coche robado del secuestrador para encontrar su destino en Calamocha, un pueblo de la provincia de Teruel. Aparecen en un bar presumiendo de arma de fuego. Las dos chicas son denunciadas e identificadas. La Guardia Civil monta un operativo para detenerlas.
Ambas acaban cercadas por la policía dentro de una vieja pensión en un céntrico callejón. El lugar es horrible: “hasta las cucarachas habían huido en estampida”. No hay otra salvación para María. La muerte la ha perseguido todo el tiempo. En este asalto, María ha optado por pegarse un tiro en la cabeza. La escena está descrita de una manera detallada, lo cual permite visualizar el triste final de la aventura. El sargento Claramunt encuentra finalmente a María, tras dos meses de investigación. Su cuerpo sanguinolento yace en el centro de la habitación. Una mancha enorme de sangre y los minúsculos restos del cerebro pegados en la pared gris de esa habitación.
Cuando llegamos al final de la historia, sentimos rabia por la muerte de esa joven estudiante, víctima de su amiga manipuladora que aparece como una chica inocente y frágil. La novela se sustenta en las paradojas: personajes que aparentan ser lo que no son realmente, en un juego de los opuestos: el mal y el bien, la vida y la muerte.
Tan tuyo como tu muerte es una novela negra que suscita la reflexión. He disfrutado con su lectura.

Zakia Adli
Rabat, 03 de junio de 2018
Ejercicio: reseña de la novela “Tan tuyo como tu muerte” de Emili Bayo.

lunes, 4 de junio de 2018

«LA ISLA WAQ WAQ» de ZAKIA ADLI



Dos palabras como mantra:
Waq
Waq
Al pronunciarlas te llega una imagen de ensueño:
Olas del mar al atardecer y el reflejo de sol,
palmeras y cocoteros bajo los trópicos.
Tu imaginación divaga rastreando recuerdos,
de navegantes y de puertos,
de mercaderes, de trueques y de bullicios ensordeceros.
Allá tras el mar de tinieblas, del que nadie regresa vivo,
se encuentra la isla que ningún ojo ha visto,
que ningún oído ha percibido,
nadie sabe situar con exactitud,
ni Batuta, ni al-Idrissi ni al-Masoudi.

La rihla, narrada en tinta sobre el papel,
de aventuras y de azarosas hazañas hacia mundos mágicos,
que solo la palabra deja como testimonio,
de boca a oreja transmitida,
susurrada al oído:
la isla de mujeres frutas, de sus cabellos suspendidas,
de árboles monstruos, mitad vegetal mitad humano,
de voces al caer,
producen gemidos,
Waq,
Waq.


[Rihla: el relato de viajes como género literario]

Zakia Adli
Rabat, 03 de juniode 2018
Ejercicio de escritura inspirada en el libro “Tu suerte está en Ispahán” de Natalia Carbajosa.


RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Cantando los versos de José Martí.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Iman y Anastasio recitando a Mario Benedetti. Mohammed a la guitarra.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Manal, Ahlam y Assia recitando a Oliverio Girondo.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Rkia recitando a Delmira Agustini

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Bahia recitando a Alfonsina Storni.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Laura & Mohamed y Mohamed & Laura cantando a Alfonsina Storni.

Ensayando para el Día E junio 2015

Ensayando para el Día E junio 2015
Grupo del Taller de Lectura y escritura 2015

Recital 18 de junio de 2016

Recital 18 de junio de 2016
21.00 Instituto Cervantes de Rabat

Bahia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Bahia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Recital del 24 de abril de 2015

PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Viernes, 24 de abril de 2015, 19.00 -INSTITUTO CERVANTES DE RABAT -

Aïcha. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Aïcha. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Recital del 24 de abril de 2015

Iman.PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Iman.PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Recital del 24 de abril de 2015

Fatima. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Fatima. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Rabat, 24 de abril de 2015.

Abdellah. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Abdellah. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Viernes, 24 de abril de 2015

Rkia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Rkia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Viernes, 24 de abril de 2015

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010
Tras la lectura...

Lectura del Taller. 19 de junio de 2010

Lectura del Taller. 19 de junio de 2010
La lectura

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010.

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010.
La lectura...

Lectura del Taller.19 de junio de 2010

Lectura del Taller.19 de junio de 2010
Tras la lectura

LOS ESCRITORES DEL BLOG...

LOS ESCRITORES DEL BLOG...
Aixa, Abdellah, Rkia y Abdelkrym (abril de 2013)

LOS ESCRITORES DEL BLOG.

LOS ESCRITORES DEL BLOG.
Aixa, Anastasio, Rkia y Abdelkrym (abril de 2013)

Alumnos del Taller

Alumnos del Taller
Tras la clase. Diciembre de 2010

A ORILLAS DEL BU REGREG...

A ORILLAS DEL BU REGREG...
... IMÁGENES QUE FLUYEN... (Fotografía cedida por Abdellah El Hassouni)