TALLER DE ESCRITURA "A ORILLAS DEL BU REGREG" DEL INSTITUTO CERVANTES DE RABAT

Bienvenidos a «A ORILLAS DEL BU REGREG», el blog de los integrantes del TALLER DE LECTURA Y ESCRITURA CREATIVA, un curso especial que realizamos desde hace ocho años en el INSTITUTO CERVANTES de RABAT (MARRUECOS). En este espacio damos a conocer los EJERCICIOS DE ESCRITURA que se proponen en clase y que realizan nuestros alumnos, aunque también publicamos colaboraciones de nuestros lectores.

Muchas gracias por leernos y por compartir vuestras opiniones.
Ester Rabasco Macías (profesora del Taller)

Nuestro canal en YouTube: A ORILLAS DEL BU REGREG https://www.youtube.com/channel/UCOxmhYlix9perGlx2QEioag

CONSULTA NUESTRA PROGRAMACIÓN 2017-2018:

https://drive.google.com/file/d/0B058JyBmRRpaQTMyTzVWNUdOTjA/view

En el taller...

En el taller...
Aquí estamos, un día de mayo de 2016...

IMÁGENES DEL TALLER

IMÁGENES DEL TALLER
Comentando un cuento...

martes, 18 de julio de 2017

«EMPEÑO DE MUJER» de RKIA OKMENNI

Yo, mujer, me encontrarás adonde vayas
y tendré caras y caras que te interpelarán.
Tendré la cara de tu madre, de tu tía, de tu abuela,
de tu hermana, de tu sobrina o quizás de tu amada.
Tendré la carita inocente de tu querida niña,
y te molestará el mundo arduo e incómodo
donde crecerá y que como legado la espera.

Tendré el ánimo de la joven o de la anciana,
que sobrevive en la vida como «mula», aplastada
por el peso de mercancías de contrabando,
sudorosa, hambrienta, sedienta y agotada;
con las piernas hinchadas y la espalda rota,
sonriendo de vez en cuando a sus compañeras
amontonadas, atropelladas, empujadas,
pero pacientes y en el humor amparadas.

Tendré la mirada de aquella mujer,
cuyos pies heridos, ensangrentados,
y con las manos sembradas de ampollas
por segar y arrancar romero en el monte
desde la madrugada hasta el crepúsculo
para enriquecer las empresas de fármacos.
Tendré la voz de aquella que colecta algas,
con los pies mojados y a remojo en salmuera,
cargando su tesoro del Atlántico en bolsos
que chorrean a lo largo del camino de regreso.

Tendré la mente libre y las manos avejentadas
por tejer alfombras o esteras de esparto,
por fabricar estufas de arcilla o recoger leña,
quemada por el sol, congelada por el frío.
Tendré el dolor de la madre que va de visita,
haciendo la cola para ver a su hijo encarcelado.
Tendré la lágrima fácil, no por debilidad
sino por compasión, tristeza o alegría.

Tendré el afecto cálido de la hermana, de la abuela,
el cariño de la madre, el amor de la esposa,
y seré feliz por la felicidad de los demás.
Tendré el compromiso y el respecto de la colega,
la decisión y la determinación de la luchadora
y no me rendiré ante la adversidad de la vida
ni ante la indiferencia, la calumnia, la injusticia,
la violencia verbal, física o psicológica,
las miradas de superioridad o de desprecio,
la desigualdad, la inseguridad o el acoso callejero,
y ni siquiera ante el castigo social por ser mujer.

 Rkia Okmenni.
Rabat, febrero 2017.
Inspirado en la «Exposición de poemas sobre la mujer» en el Taller.

viernes, 14 de julio de 2017

“JULIO” de ANASTASIO GARCÍA



Te acuestas después de una tarde y casi toda una noche prisionero de fechas, nombres y acontecimientos. Casi todo un día recluido entre esas cuatro paredes y como único contacto con el exterior la ropa tendida de la vecina. Unas sábanas raídas y unas toallas ajadas de tanta batalla.
Te acuestas con la sensación de haber aprovechado el tiempo perdido. Siempre te lo repites: no tienes que dejarlo todo para el final. Lo repites y te lo prometes mil veces, pero una milésima de segundo después olvidas lo prometido.
Te acuestas con la esperanza de dormir lo que queda de noche pero en el fondo sabes que la vas a pasar contando ovejas. Cierras los ojos y las fechas empiezan a acudir a tu mente. Las repasas una y otra vez para clavarlas en el cerebro con chinchetas, en lugar de con pinzas. El sueño no te llega y empiezas a dar vueltas y vueltas y tu cuerpo se enmaraña  con las sábanas y recuerdas a Eloísa, enmarañada en ti. Las vueltas provocan un efecto mariposa en las fechas y terminan por enredarse también. Ya no sabes si la guerra civil empezó el diecisiete o el veintiocho de julio. De si fue en 1936 o 1914. Lo único que sabes es que fue en julio. Lo recuerdas porque en ese mes es tu cumpleaños. El miedo se apodera de ti. Intentas calmarte. Respiras hondo, cierras y aprietas los ojos con fuerza y empiezas a contar, uno, dos, tres, cuatro, cinco…treinta y cinco, treinta y seis… como si eso pudiera frenar el caos que se está desatando en tu cabeza, pero lo único que hace es ampliarlo. A propósito del caos, te acuerdas del profesor de química y de la entropía, del caos de las moléculas, y piensas que ahora mismo en tu cabeza hay una entropía de fechas y acontecimientos. Confundes la Triple Alianza con los Aliados. Empiezas a dudar y ya no sabes si fue la batalla de Guernica o el bombardeo del Ebro, o al revés. Todo se vuelve una nube difusa en donde la información se diluye, y en ese momento te invade una sensación de desasosiego y desesperación que apenas logras dominar. Te dices que es un simple examen y que no tiene importancia, pero eso no impide que comiences a sudar y sientas una gran presión en el pecho. Es el corazón que crees que va a explotar como una granada. Respiras profundamente tres o cuatro veces. Vuelves a cerrar los ojos e imaginas un fondo negro y una pluma blanca cayendo muy lenta, muy lenta, muy lentamente. Algunas veces ha dado resultado. La pluma cae acariciando al aire en un baile pausado, contorneándose como un cuerpo en una danza liviana e ingrávida y en ese momento recuerdas a Eloísa y las batallas cuerpo a cuerpo con ella. Batallas furtivas y cometidas bajo el descuido de los otros. Han sido varios los ataques y las victorias compartidas que nos han permitido pasar de ser enemigos a aliados, cómplices de esas prodigiosas guerras y es que no sabes por qué tontería vuestras familias son enemigas desde que las tropas cruzaron el estrecho un mes de julio de un año que te baila en la mente burlándose de ti y que no te apetece recordar, ni tampoco quieres esforzarte por hacerlo.
Poco a poco el sueño te invade y te dejas llevar sin importarte nada. Te duermes con el sabor de Eloísa en los labios y el dulce recuerdo de las batallas libradas.

Anastasio García.
Rabat, enero de 2017.
Actividad basada en el cuento "Un puñal, una bala, una flecha” de David Solana.

jueves, 13 de julio de 2017

«ROSA» de ANASTASIO GARCÍA

A Rosa, mi madre...

Había una vez una rosa dentro de una urna de cristal que estaba guardada con mimo y mucho amor en el lugar más hermoso de una cueva. Su tallo enjuto y sus pétalos color carmesí hacían de ella la más hermosa de entre todas las que poblaban el jardín.
Muy pronto conoció las adversidades de la vida y se adentró en mundos totalmente inimaginables en donde los vientos soplaban, a veces, en todas direcciones y velocidades. Pero como no era una rosa cualquiera, sino una rosa fuerte, si el viento la doblaba rápidamente se levantaba y recuperaba su lugar siendo un modelo y una guía para los dos brotes que nacieron a su alrededor.
Luego vino otra flor, también muy hermosa, que rápidamente formó parte del jardín haciendo brotar lo más hermoso que se pudiera imaginar, dos soles.
Algunas flores se secaron volviendo a la tierra pero ella nunca perdió su aroma. No quiero pensar en el día en que se marchite pues mi mitad, la que me queda viva, también lo hará.
Con su esfuerzo y modestia fue y es un ejemplo para todos. No en vano se llama Rosa. Rosa Modesta. Mi madre.



Anastasio García.
Rabat, abril de 2017.

«ESPADA EN MANO» de MARÍA EL KANNASSI



Se pierden muchas cosas con el tiempo y solo queda este gusto amargo en el fondo de la garganta que suele invadir tu boca cada vez que la duda se enfrenta a ti como un peldaño infranqueable. Te rellenan el cerebro con ideas que te sobrepasan. Te convencen de que, aunque salís por el mismo orificio, sois diferentes. Te cuentan todo lo improbable para justificar la injusticia en la que vives. Te hacen creer que eres de segunda categoría y que tu papel es estar a disposición del otro, este mismo que te atrae en tu pubertad, te hace soñar con cosas estupendas, te pinta la vida de rosa y te hace esperar eternamente.

Te vuelves víctima de tus propios sentimientos, de tu propio cuerpo que se deja llevar por nuevas sensaciones embriagadoras, incontrolables. El sentimiento de tristeza y de rebeldía que llenaba tus ojos se convierte en admiración por este personaje que despliega ante tu presencia todas sus ventajas para engancharte…. Caes en la trampa. Se proclama venerable, imprescindible, insuperable, y con la inocencia y el romanticismo que se apoderan de ti y que hacen lo que eres, te inclinas ante él…. Abandonas todos tus planes y sueños de juventud para desempeñar tus deberes hacia él, porque eres una persona de palabra y nunca fallarías en ninguno de tus deberes… Y todo esto porque te aseguran que es tu único camino hacia la felicidad. Dejas aparecer una debilidad fingida para que él se sienta más viril y potente a tu lado. Niegas tus propias cualidades inagotables para permitir que se luzca, para que te reconozcan a través de él, para que su mirada se haga más agradecida una vez ya acariciado tu impaciente rostro y tu jadeante corazón. Te haces más hermosa, más atrayente, exhibes tu sonrisa más bella cuando se acerca, para que se digne a mirarte, a aceptar tu presencia,  de todos modos tan agradable. A pesar de todo, te ignora, solo existes cuando su instinto reproductor lo reclama y la llamada carnal se hace más fuerte que él. En ese momento se acerca, sus ojos se vuelven febriles, calurosos, su lengua más suave, sus palabras más malignas. Y tú, que sabes lo efímero que es este momento, lo aprovechas, buceas en su regazo para alimentar esta ilusión que te mantiene viva. Después de haber vaciado su copa, él se aparta de ti; eres ya parte del lecho que acogió vuestros retozos. Te quedas allí molida como una flor pisoteada, humillada, incapaz de recoger tus pétalos para erguirte orgullosamente.

Te encuentras sola en este desierto que repta poco a poco hasta engullir tu alma y secar definitivamente tus lágrimas. Tu sonrisa se apaga, tus ojos dejan de lucir la esperanza y tu corazón se acurruca asustado, desconfiado.

Olvidas, obviamente, los cuentos de princesa y de caballería que leíste de niña; también las novelas de amor que has devorado cada noche sin parar, esperando ser un día la protagonista de tu propia historia. Los olvidas porque están ya sepultados debajo del polvo de la frustración y de la soledad, justo con todos tus sueños que se han desvanecido entre sus páginas, entre sus líneas, las más bellas palabras a las que se han agarrado desesperadamente.

Algún tiempo después, te das cuenta de que hay algo que cambia en ti, algo nuevo, discreto, que está tomando vida en ti, entre tus entrañas, algo que te hace evaporarte. De repente, sabes que ya no lo necesitas a él, que existes, que eres más completa que él, que la vida tiene otro significado para ti, que no es él. Espada en mano, valor en el corazón, lo poco que necesitas como equipaje lo llevas con determinación con tus pequeñas, pero tan fuertes manos, y el camino más largo te parece corto, iluminado, alcanzable. Deshechas el polvo de tus libros, de tu vida y de tu futuro porque sabes que nadie te puede ayudar sino el nuevo amor que estás creando con tu propio cuerpo y que pronto vas a abrazar tiernamente. Por primera vez, tienes la oportunidad de encontrar la felicidad…. Por primera vez entiendes lo que te decían.


María El Kannassi.
Rabat, 31 de enero de 2017 (Basado en el texto de David Solana ''Un puñal, una bala, una flecha'').


RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Cantando los versos de José Martí.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Iman y Anastasio recitando a Mario Benedetti. Mohammed a la guitarra.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Manal, Ahlam y Assia recitando a Oliverio Girondo.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Rkia recitando a Delmira Agustini

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Bahia recitando a Alfonsina Storni.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Laura & Mohamed y Mohamed & Laura cantando a Alfonsina Storni.

Ensayando para el Día E junio 2015

Ensayando para el Día E junio 2015
Grupo del Taller de Lectura y escritura 2015

Recital 18 de junio de 2016

Recital 18 de junio de 2016
21.00 Instituto Cervantes de Rabat

Bahia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Bahia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Recital del 24 de abril de 2015

PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Viernes, 24 de abril de 2015, 19.00 -INSTITUTO CERVANTES DE RABAT -

Aïcha. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Aïcha. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Recital del 24 de abril de 2015

Iman.PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Iman.PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Recital del 24 de abril de 2015

Fatima. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Fatima. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Rabat, 24 de abril de 2015.

Abdellah. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Abdellah. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Viernes, 24 de abril de 2015

Rkia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Rkia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Viernes, 24 de abril de 2015

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010
Tras la lectura...

Lectura del Taller. 19 de junio de 2010

Lectura del Taller. 19 de junio de 2010
La lectura

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010.

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010.
La lectura...

Lectura del Taller.19 de junio de 2010

Lectura del Taller.19 de junio de 2010
Tras la lectura

LOS ESCRITORES DEL BLOG...

LOS ESCRITORES DEL BLOG...
Aixa, Abdellah, Rkia y Abdelkrym (abril de 2013)

LOS ESCRITORES DEL BLOG.

LOS ESCRITORES DEL BLOG.
Aixa, Anastasio, Rkia y Abdelkrym (abril de 2013)

Alumnos del Taller

Alumnos del Taller
Tras la clase. Diciembre de 2010

A ORILLAS DEL BU REGREG...

A ORILLAS DEL BU REGREG...
... IMÁGENES QUE FLUYEN... (Fotografía cedida por Abdellah El Hassouni)