TALLER DE ESCRITURA "A ORILLAS DEL BU REGREG" DEL INSTITUTO CERVANTES DE RABAT

Bienvenidos a «A ORILLAS DEL BU REGREG», el blog de los integrantes del TALLER DE LECTURA Y ESCRITURA CREATIVA, un curso especial que realizamos desde hace ocho años en el INSTITUTO CERVANTES de RABAT (MARRUECOS). En este espacio damos a conocer los EJERCICIOS DE ESCRITURA que se proponen en clase y que realizan nuestros alumnos, aunque también publicamos colaboraciones de nuestros lectores.

Muchas gracias por leernos y por compartir vuestras opiniones.
Ester Rabasco Macías (profesora del Taller)

Nuestro canal en YouTube: A ORILLAS DEL BU REGREG https://www.youtube.com/channel/UCOxmhYlix9perGlx2QEioag

CONSULTA NUESTRA PROGRAMACIÓN 2017-2018:

https://drive.google.com/file/d/0B058JyBmRRpaQTMyTzVWNUdOTjA/view

En el taller...

En el taller...
Aquí estamos, un día de mayo de 2016...

IMÁGENES DEL TALLER

IMÁGENES DEL TALLER
Comentando un cuento...

jueves, 7 de abril de 2016

“ROJO SANGRE” de ANASTASIO GARCÍA


El café me temblaba entre las manos. Estaba rota. Hundida. Desorientada. Había buscado refugio en el primer lugar que encontré. La voz al otro lado de la línea me destrozó. Una voz aséptica, fría, dura como la mesa de una sala de autopsias todavía me retumbada en la cabeza. No podía dejar de oírla y eso me estaba volviendo loca. El destino no podía jugar otra vez conmigo. Apenas podía llevarme el café a la boca. Tampoco quería.  No deseaba salir de mis recuerdos, de su presencia, de la última vez que nuestros sudores se volvieron uno. De su voz, de su sonrisa. No podía dejar de pensar en él.  Mientras pensara en él, seguiría conmigo y, en el fondo, albergaba la esperanza de que esa pesadilla fuera eso, un mal sueño, y que él volvería a  aparecer por cualquier esquina y me abrazaría como si nada hubiera cambiado. Una canción en una voz ronca y desgarrada salía de algún lugar. Cuando llores, piensa en mí, decía Chavela. Tardé un rato en reconocerla. Destino cruel. Yo misma había interpretado esa canción en una de mis películas y ahora ahí estaba para recordarme que ni la fama, ni el dinero, ni el glamour, podían suplir la gran tragedia de mi vida. Una botella rota y abandonada después del último trago. Así me sentía entonces, huérfana, perdida. Sola.
Me di cuenta de que llevaba puestas las gafas y el sombrero. ¿Qué importaba eso en ese instante? Me sentía protegida con los cristales oscuros. Hacían que la realidad no se mostrase tal y como era, que fuese de otro color.  La verdad  distorsionada. Eran mi escudo y, al quitármelas, temía aceptar que se había ido para siempre, que Fernando me había abandonado de ese modo tan repentino e irracional. Una ira desgarradora arañaba todo mi cuerpo. Quería gritar pero no podía. La fuerza se la había llevado Fernando. Me sentía un ser débil y abandonado al capricho  de un juego de dados de supuestos dioses.
Se oían gritos en el exterior que se hacían más potentes a medida que la gente se agolpaba en la plaza. Alcé la vista y vi cómo se empezaba a formar una masa de batas blancas en el centro. Gritaban y agitaban pancartas que yo no logré descifrar. Me levanté de la mesa como sonámbula y empecé a andar. Fue un impulso irracional. El equilibrio iba y venía a merced de mis tacones. Parecía una borracha. Eso. Necesitaba eso. Emborracharme y aceptar que Fernando había muerto, que jamás volvería a verlo.  Aún me golpeaba esa voz anónima y gélida en mi cabeza.
-          ¿María Pérez?
-          Sí, soy yo.
-          Le llamo para informarle de que el cadáver de su marido, Fernando Medina, ha sido identificado entre las víctimas del atentado. En breve la embajada se pondrá en contacto con usted y le informará sobre el protocolo a seguir. Por favor, permanezca atenta al teléfono, los servicios sociales y psicológicos ya están en marcha.
Me quedé paralizada, sorda, apagada. Muerta. No entendía nada. Había hablado la tarde anterior con él. Me había dicho que tenía prevista una tarde tranquila, en casa. Faltaba una semana para tenerlo entre mis brazos otra vez.
Colgué sin decir nada y mi vida se derrumbó como los castillos de arena en una ola. De repente nada. Toda una vida en común se evaporó en décimas de segundo. ¿Qué derecho tienen los hombres de disponer de la vida de los otros? ¿Acaso todavía existen los sacrificios? ¿Para qué? ¿En nombre de quién? Todo es tan absurdo como creer que alguien o algo se halla ávido de sangre y dolor. Antes fue nuestro hijo. Una enfermedad fulminante le dio dos meses de vida y, ahora, Fernando. ¿Por qué la vida golpea tantas veces? Hasta el acero más duro termina fundiéndose.
Salí a la plaza y, tambaleándome, caminé sin rumbo ni destino entre los jóvenes que gritaban y vociferaban algo ininteligible para mis sentidos en ese momento, diluyéndome yo misma entre  el blanco de los manifestantes. Una gota de sangre en medio de la nieve.
No sé cuánto tiempo estuve perdida entre la multitud. Sumergida en mi desgracia, no era consciente de las leyes que rigen la vida de los hombres. De repente, un tsunami de uniformes azules irrumpió  sorprendiendo a todos y entonces, en ese instante, empezó la tormenta. Una lluvia de gases lacrimógenos cayó sobre la multitud seguida de granizo en forma de pelotas de goma, que revotaban en los cuerpos transformado los gritos de protesta en alaridos de dolor. Me quedé parada en medio de la plaza soportando la tempestad. Un golpe sobre mi vientre me curvó de dolor. Otra pelota dio sobre mis sienes y noté un hilo caliente recorriendo mi mejilla. La sangre llegó a mi boca, empapó mis labios y fue a mezclarse con el rojo del vestido. El vestido que tanto le gustaba a Fernando manchado por la desgracia y el dolor. Caí al suelo mareada y  semiinconsciente,  dispuesta a unirme con él. No me importaba nada en ese momento. Nada me quedaba ya. Solo morir.
Cuando abrí los ojos, un silencio atronador me hizo incorporarme en la cama. Un olor a lejía, antiséptico y cloroformo, me indicó que estaba en un hospital. Instintivamente giré la cabeza buscando a Fernando esperando que todo hubiese sido una mala pesadilla.

Anastasio García.
Rabat, marzo del 2016.
Actividad basada en motivos estilísticos de “Desagravio” de Ricardo Piglia.

7 comentarios:

  1. Anastasio,
    ¡Me encanta tu cuento!
    Me gusta como la protagonista narra los acontecimientos dramáticos de la perdida de su marido. Se da cuenta que ella también no esta a salvo del peligro en medio de manifestantes.
    Me han impactado ciertas reflexiones que comparto como mas adelante: “¿Qué derecho tienen los hombres de disponer de la vida de los otros?”.
    ¡Felicidades!
    Rkia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rkia por tu comentario. La protagonista está tan perdida por la muerte de su marido que lo único que quiere es morir.

      Gracias de nuevo por tus ánimos siempre.
      Anastasio

      Eliminar
  2. Anastasio!!
    una descripción muy fuerte de los sentimientos de esta mujer destruyando por la perdida de sus marido. Qué refugio, solo la esperanza de los recuerdos tan felices pero ella esconda su pena detrás de sus gafas oscuras y a través muchas preguntas a las que no tiene respuestas."Destino cruel" una palabra que resume todas sus desgracias.
    Me gusta mucho el texto, fácil a leer, no largo, pero expresa muy bien los sentimientos de la mujer herida. El texto capta la atención del lector hasta al final .
    Enhorabuena amigo!!!
    Bahia

    ResponderEliminar
  3. ¡Felicidades!
    Has escrito un relato precioso. Es una historia conmovedora, con un estilo literario muy bien logrado. La historia es dura, como la vida, pero sabes que a mí, personalmente, son las que más me emocionan. El retrato que haces del dolor de la pérdida de un ser querido duele en lo más hondo. Puede llegar a ser, incluso, insoportable. Bravo, Anastasio.

    ResponderEliminar
  4. Anastasio,Como siempre escribes de una manera muy profesional.Texto muy,muy bien hecho por su trama y su estilo.Por la profusión de sus expreciones, descripciones y sentimientos de amor, de dolor, de soledad,de tristeza... para una pretagunista golpeada en su vida por desgracia,por un destino cruel, por la perdida de su marido, abatida hyendo de un presente severo a los recuerdos pasados.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias compañeras por vuestros comentarios y apoyo. Sin vosotras, con el ambiente que hay en el taller nada de esto sería posible.
    Es verdad que es un relato conmovedor y desesperante, pero la vida a menudo nos somete a este tipo de pruebas y tenemos que ser fuertes para continuar viviendo con esa pena y ese vacio.

    Saludos a tod@s y muchas gracias otra vez por vuestros comentarios.
    Anastasio

    ResponderEliminar
  6. Anastasio
    Como siempre, me encanta mucho lo que escribes. La historia es conmovedora, y el estilo muy bien logrado. Me gustan por ejemplo las frases: “La última vez que nuestros sudores se volvieron uno” o “una gota de sangre en medio de la nieve”. Enhorabuena amigo.
    Abdellah

    ResponderEliminar

No olvides que nos importa tu opinión... Comenta nuestros textos, cuentos y poemas... Gracias.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Cantando los versos de José Martí.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Iman y Anastasio recitando a Mario Benedetti. Mohammed a la guitarra.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Manal, Ahlam y Assia recitando a Oliverio Girondo.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Rkia recitando a Delmira Agustini

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Bahia recitando a Alfonsina Storni.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Laura & Mohamed y Mohamed & Laura cantando a Alfonsina Storni.

Ensayando para el Día E junio 2015

Ensayando para el Día E junio 2015
Grupo del Taller de Lectura y escritura 2015

Recital 18 de junio de 2016

Recital 18 de junio de 2016
21.00 Instituto Cervantes de Rabat

Bahia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Bahia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Recital del 24 de abril de 2015

PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Viernes, 24 de abril de 2015, 19.00 -INSTITUTO CERVANTES DE RABAT -

Aïcha. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Aïcha. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Recital del 24 de abril de 2015

Iman.PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Iman.PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Recital del 24 de abril de 2015

Fatima. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Fatima. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Rabat, 24 de abril de 2015.

Abdellah. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Abdellah. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Viernes, 24 de abril de 2015

Rkia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Rkia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Viernes, 24 de abril de 2015

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010
Tras la lectura...

Lectura del Taller. 19 de junio de 2010

Lectura del Taller. 19 de junio de 2010
La lectura

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010.

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010.
La lectura...

Lectura del Taller.19 de junio de 2010

Lectura del Taller.19 de junio de 2010
Tras la lectura

LOS ESCRITORES DEL BLOG...

LOS ESCRITORES DEL BLOG...
Aixa, Abdellah, Rkia y Abdelkrym (abril de 2013)

LOS ESCRITORES DEL BLOG.

LOS ESCRITORES DEL BLOG.
Aixa, Anastasio, Rkia y Abdelkrym (abril de 2013)

Alumnos del Taller

Alumnos del Taller
Tras la clase. Diciembre de 2010

A ORILLAS DEL BU REGREG...

A ORILLAS DEL BU REGREG...
... IMÁGENES QUE FLUYEN... (Fotografía cedida por Abdellah El Hassouni)