TALLER DE ESCRITURA "A ORILLAS DEL BU REGREG" DEL INSTITUTO CERVANTES DE RABAT

Bienvenidos a «A ORILLAS DEL BU REGREG», el blog de los integrantes del TALLER DE LECTURA Y ESCRITURA CREATIVA, un curso especial que realizamos desde hace ocho años en el INSTITUTO CERVANTES de RABAT (MARRUECOS). En este espacio damos a conocer los EJERCICIOS DE ESCRITURA que se proponen en clase y que realizan nuestros alumnos, aunque también publicamos colaboraciones de nuestros lectores.

Muchas gracias por leernos y por compartir vuestras opiniones.
Ester Rabasco Macías (profesora del Taller)

Nuestro canal en YouTube: A ORILLAS DEL BU REGREG https://www.youtube.com/channel/UCOxmhYlix9perGlx2QEioag

CONSULTA NUESTRA PROGRAMACIÓN 2017-2018:

https://drive.google.com/file/d/0B058JyBmRRpaQTMyTzVWNUdOTjA/view

En el taller...

En el taller...
Aquí estamos, un día de mayo de 2016...

IMÁGENES DEL TALLER

IMÁGENES DEL TALLER
Comentando un cuento...

viernes, 27 de enero de 2017

«LA OPERACIÓN» de BAHIA OMARI



“El silencio es la primera piedra del Templo de la sabiduría”
PITÁGORAS.

La luz del alba traspasa la oscuridad apacible de mi habitación, mis ojos no han visto el sueño desde hace días y días. El sueño ha empezado apenas a ganar mis ojos cansados, después de largos días llenos de diligencias que no me han permitido pensar en mis problemas de salud.
Al adormilarme, he soñado de mis padres, muertos hace veinte años, y también con mi marido, que me dejó hace cinco años a causa de un infarto. En el sueño, todas estas personas, tan próximas a mi corazón, abren una puerta y me empujan hacia un gran jardín.
La cita con el gastroenterólogo será mañana a las diez de la mañana. Nadie lo sabe. El silencio es la llave de la prudencia, de la sabiduría, para preservar los sentimientos de una familia tan cariñosa. El anuncio de mi enfermedad podría lastimar la alegría de esos otros  dos acontecimientos tan felices.
Tengo cincuenta años y, desde hace un mes, siento cólicos, una colitis acompañada de contracciones en el tubo digestivo. La colitis se me ha aliviado con el tratamiento que me recetaron. El médico, un amigo de la familia, me señala que es necesaria una operación para quitar el tumor del intestino grueso.
Pienso en todo esto en silencio.

La duda se incrusta en mi mente. Claro que estamos en el siglo XXI, que vivo en una sociedad muy moderna, que la medicina está muy avanzada, pero existen varios métodos de curación para no recurrir a la operación quirúrgica.
¿Me abandona la razón o estoy perdiendo el juicio?
Llamo a una amiga que podría ayudarme a disipar la confusión, la indecisión frente al hecho de tener que pasar por la operación. Me ha propuesto ir a ver a una anciana que vive en un pueblo lejano de la ciudad. Es una señora mayor que utiliza la magia para echar los malos espíritus y las enfermedades peligrosas. Una manera tradicional de curación: un poco de incienso y agua santa que ella deja bajo las estrellas durante los tres últimos jueves del mes. La vieja preparará una comida un poco especial con esta agua, con un gallo negro y su sangre y el cuscús de los muertos. Mi amiga dice que esta receta es muy eficaz para curar los males del cáncer. Puede ser, pero… no sé… No estoy convencida, este método es muy peligroso, estrambótico.
Pienso en otra opción: ir a ver a un “fkih”, una persona que conoce muy bien el Corán y que puede curar mi enfermedad con la lectura de algunos versículos del Corán.  El “fkih” puede elaborar un talismán con las palabras, las letras de Dios, para protegerme de la enfermedad. Puede ser… pero no sé… Este método no es peligroso, pero yo no creo en estas supersticiones.
Una parte nada insignificante de gente cree en la curación con la magia negra y mediante otros métodos muy antiguos. Si lo pienso en serio, no puedo recurrir a esas artes tan utópicas, yo no. Soy una persona instruida, he estudiado en las mejores escuelas y universidades, las más prestigiosas de la ciudad.
¿Cómo puedo pensar en esas alternativas? ¿Es a causa de la desesperación?
No sé…, pero lo que es seguro es que necesito vencer la enfermedad con diligencia, paciencia y calma y procedimientos lógicos.

Abro mis ojos cansados, después un perturbado sueño. Es el día de la operación. Pero siento, en este momento, un triunfo, una victoria frente a la enfermedad. Mis pensamientos me han llevado hasta algunos meses atrás, y he recordado, con una sonrisa, todas las actividades que he hecho hasta el día de mi operación.
Claro que dos acontecimientos han necesitado una concentración muy importante: la llegada de dos nietos y la preparación de la boda de mi hijo mayor. La alegría ha llenado mi alma y me ha dado fuerza y energía para aguantar el peso de esta enfermedad.
La boda se ha programado en, apenas, cuatro meses.  Antes, una boda se preparaba durante largo tiempo, como dice el proverbio “la boda de un día se preparará en un año, y qué dicen de la preparación del matrimonio para toda la vida…”. Pero en el siglo XXI, todo lo hacemos deprisa, todo se hace rápido. 
Necesito acelerar los preparativos, hacerlo todo cuanto antes…
He arreglado todo lo necesario para el casamiento, pero sin olvidar ni excluir la preparación de la llegada de mis nietos. Mi hija se casó hace dos años y no le era posible quedarse embarazada, pero ahora con el progreso de la medicina moderna, todo es posible.
En la antigüedad, la mayoría de la gente recurría a otros modos de tratamiento, como la medicina tradicional o el recurso a los medios espirituales: encender velas en las iglesias o en los marabús y tumbas de los santos, o bañarse con agua procedente de siete olas… Afortunadamente, las mentes han evolucionado para dar paso a la ciencia, la cual puede resolver los problemas de fertilidad. Mi hija ha optado por la fecundación in vitro. En la mayoría de los casos, los resultados de la fertilización in vitro son los embarazos múltiples, y ese es el caso de mi hija.
Pero lo esencial es que, en un mes, voy a ser abuela, un sentimiento muy agradable. Sin embargo, cuando mi vida empieza a tener más y más sentido, la enfermedad llama a mi puerta.
El día de la boda de mi hijo fue un día muy especial para mí. Me sentí ligera, capaz de hacer un montón de actividades: recibí los invitados, hablé con unos y con otros, bailé, y me olvidé de mi enfermedad.
Un mes después de la boda, mi hija dio a luz a dos maravillosos bebés: un niño y una niña. Aquel era el colmo de mi alegría. Y tuve que organizar otra fiesta. El júbilo que se instauró en mi corazón y en mi mente y la alegría que me invadía borran el miedo de la prueba a la que me voy a enfrentar.

La cita con el gastroenterólogo está cerca… Mi aventura con la enfermedad continúa, pero en silencio.

La luz del alba me da la fuerza necesaria para recordar momentos muy felices. Ahora he terminado lo que debería hacer. En un estado muy sereno, cojo mi pluma y escribo una carta muy detallada a mis hijos y a mi familia, sobre mi dolencia y la razón de mi silencio, cierro el sobre, en el que escribo la recomendación de leerla después…
El despertador suena, me levanto sobresaltada, con fuerza y con calma me visto, pero flotando un poco en el sueño. Hoy es el día, sí, hoy, un magnífico día soleado. ¿Será el último día para mí o no? Ahora no lo sé.
En la clínica, tengo una conversación con el médico, y como es un amigo de la familia, me parece juicioso compartir mi secreto con él: le he explicado mi silencio sobre mi enfermedad y la operación a mis hijos y familia, y le hablo del sobre que he dejado sobre la mesita de mi habitación. Sin decir palabra alguna, el médico me ha acompañado a la sala de operaciones.
Dos horas después, abro mis ojos y veo a mis hijos y nietos alrededor de la cama. ¿Es un sueño o el efecto de la anestesia?  ¿Estoy viva o muerta?
Con una sonrisa, el médico me toma la mano con delicadeza y me dice que todo está arreglado. Por fin, el mal queda atrás. Estaré todavía dos días en la clínica y después recuperaré el alivio, la libertad. El futuro me invita a aprovechar la vida, mis hijos, mis nietos, mi familia, mis amigos. Estoy en el jardín de la vida. 

Bahia Omari.
Rabat, diciembre de 2016-enero de 2017.
Actividad de escritura basada en el cuento “Semejante a la noche” de Alejo Carpentier.

5 comentarios:

  1. Enhorabuena por llevar tan bien esa "operación". Real o ficción, nos recuerda la fugacidad de la vida y de lo que somos capaces de hacer en situaciones límites.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Amparo por tu comentario.
    El cuento no es real pero una inspiración de la vida cotidiana de una mujer lúcida que tiene el poder de hacer la prioridad en sus actos.

    Muchas gracias

    Bahia

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Bahia !

    Me encanta tu cuento donde domina el positivismo en la actitud de la protagonista frente a la enfermedad y, lo salpicas con arte mediante unos guiños hacia ciertas creencias populares nuestras.
    Además, la narradora, con mucho ánimo, determinación y sabiduría, gestiona momentos intensos en que se alternan dolor y alegría.
    ¡Una verdadera lección de vida!
    ¡Felicidades!
    Rkia

    ResponderEliminar
  4. Bahia,después de leer tu texto,tengo la impresión de que alguien conocido acaba de contarme los últimos dificultades y sucesos de su vida.Porque has acercado el texto al lector escribiendo sin adornos,sencillamente.Es como en la vida real y en acuerdo con el tema.Si solamente las historias reales pudieran siempre acabar en el jardín de la vida...
    Felicidades
    Albena

    ResponderEliminar
  5. un cuento muy realista, muy sincero , sin adornos igual que su tema, tan triste y tan humano, como la vida misma. la belleza de tu cuento esta en su ingenuidad, en el pudor de describir una tal situacion con la sensillez que se merece. bravo Bahia
    Iman

    ResponderEliminar

No olvides que nos importa tu opinión... Comenta nuestros textos, cuentos y poemas... Gracias.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Cantando los versos de José Martí.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Iman y Anastasio recitando a Mario Benedetti. Mohammed a la guitarra.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Manal, Ahlam y Assia recitando a Oliverio Girondo.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Rkia recitando a Delmira Agustini

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Bahia recitando a Alfonsina Storni.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Laura & Mohamed y Mohamed & Laura cantando a Alfonsina Storni.

Ensayando para el Día E junio 2015

Ensayando para el Día E junio 2015
Grupo del Taller de Lectura y escritura 2015

Recital 18 de junio de 2016

Recital 18 de junio de 2016
21.00 Instituto Cervantes de Rabat

Bahia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Bahia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Recital del 24 de abril de 2015

PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Viernes, 24 de abril de 2015, 19.00 -INSTITUTO CERVANTES DE RABAT -

Aïcha. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Aïcha. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Recital del 24 de abril de 2015

Iman.PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Iman.PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Recital del 24 de abril de 2015

Fatima. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Fatima. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Rabat, 24 de abril de 2015.

Abdellah. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Abdellah. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Viernes, 24 de abril de 2015

Rkia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Rkia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Viernes, 24 de abril de 2015

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010
Tras la lectura...

Lectura del Taller. 19 de junio de 2010

Lectura del Taller. 19 de junio de 2010
La lectura

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010.

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010.
La lectura...

Lectura del Taller.19 de junio de 2010

Lectura del Taller.19 de junio de 2010
Tras la lectura

LOS ESCRITORES DEL BLOG...

LOS ESCRITORES DEL BLOG...
Aixa, Abdellah, Rkia y Abdelkrym (abril de 2013)

LOS ESCRITORES DEL BLOG.

LOS ESCRITORES DEL BLOG.
Aixa, Anastasio, Rkia y Abdelkrym (abril de 2013)

Alumnos del Taller

Alumnos del Taller
Tras la clase. Diciembre de 2010

A ORILLAS DEL BU REGREG...

A ORILLAS DEL BU REGREG...
... IMÁGENES QUE FLUYEN... (Fotografía cedida por Abdellah El Hassouni)