TALLER DE ESCRITURA "A ORILLAS DEL BU REGREG" DEL INSTITUTO CERVANTES DE RABAT

Bienvenidos a «A ORILLAS DEL BU REGREG», el blog de los integrantes del TALLER DE LECTURA Y ESCRITURA CREATIVA, un curso especial que realizamos desde hace ocho años en el INSTITUTO CERVANTES de RABAT (MARRUECOS). En este espacio damos a conocer los EJERCICIOS DE ESCRITURA que se proponen en clase y que realizan nuestros alumnos, aunque también publicamos colaboraciones de nuestros lectores.

Muchas gracias por leernos y por compartir vuestras opiniones.
Ester Rabasco Macías (profesora del Taller)

Nuestro canal en YouTube: A ORILLAS DEL BU REGREG https://www.youtube.com/channel/UCOxmhYlix9perGlx2QEioag

CONSULTA NUESTRA PROGRAMACIÓN 2017-2018:

https://drive.google.com/file/d/0B058JyBmRRpaQTMyTzVWNUdOTjA/view

En el taller...

En el taller...
Aquí estamos, un día de mayo de 2016...

IMÁGENES DEL TALLER

IMÁGENES DEL TALLER
Comentando un cuento...

domingo, 1 de noviembre de 2015

“EL MENDIGO SIN HOGAR Y EL ASCENSOR PANORÁMICO” de ABDELLAH EL HASSOUNI

 Cada vez que se sentía harto de las cifras que sus colaboradores le soltaban en la sala de conferencias de su holding, ubicado en el último piso de un rascacielos, se otorgaba una pausa, tomaba el ascensor y luego optaba por una caminata silenciosa en medio de la muchedumbre tumultuosa. Murmuraba para sí mismo que, como director general que era, aquella tarde primaveral era preferible pisotear el pavimento que cualquier otro acto que no habría sido bien visto. Completamente absorbido en sus pensamientos, no había visto que el semáforo se había puesto en rojo y que un camión de distribución iba a aplastarlo… Le salvó únicamente la intervención de aquel mendigo, un sin hogar que tenía la costumbre de vagar por esas avenidas del centro.
Al día siguiente, el mendigo se presentó en la oficina del director general, que le había pedido que fuera hasta allí para intentar recompensarle su valiente gesto, aunque en realidad una vida jamás pueda llegar a tener precio alguno. Fue recibido después de muchas peripecias suscitadas por su ropa y su estado físico. El mendigo, que no reclamaba nada concreto aparte del simple uso del ascensor panorámico que acababa de tomar, una comida copiosa y uno o dos billetes, acabó aceptando rápidamente la oferta que el director general le hizo: una pequeña cabaña y un puesto de vigilante en una granja suya, situada al pie de las montañas de la sierra.
El verano ya empezaba a asomar su nariz y también el ex-mendigo lo hacía en el ascensor panorámico y, después, ante la secretaría del director general. Había ido para expresarle sus sentimientos y sus deseos. El tiempo que le dedicó el director fue breve, pero no le había hecho esperar demasiado. Su heroico gesto estaba todavía muy presente, hecho que no había omitido y que le había recordado al director general al formularle su demanda: “Usted sabe muy bien que la vida es preciosa, aunque bastante corta, y que debemos sacar provecho mientras tengamos la posibilidad. Resulta que en la granja hace mucho calor y yo sería feliz si usted me autorizara el uso de la piscina y de otras comodidades que me ofrecen las instalaciones existentes”. El director general, que todavía se sentía inmerso en su sentimiento de agradecimiento y ante la bruma de discusiones que acababa de tener en la sala de reuniones, no mostró ninguna vacilación y le concedió su petición.
En el camino de regreso a la granja, el ex-mendigo no tardó en volverse víctima de sus pesares: "Pues si le hubiera pedido que me dejara utilizar toda la gran casa y todos los productos de su generosa granja, seguro que él no habría dicho que no. ¿No he sido yo quien le ha salvado la vida, quien le ha dado la oportunidad de seguir caminando, pensando y hasta seguir comiendo?". Los días que siguieron a su vuelta, le vieron rumiar sus ideas todo el tiempo, hasta tal punto que ya no lograba cerrar los ojos por la noche. Por fin, se decidió a bajar al centro, tomar el ascensor panorámico, con una gran y aparente alegría, y presentarse delante de su generoso benefactor con la cabeza baja y voz decidida. Así, ante una sonrisa forzada y un gesto de consentimiento de cabeza, obtuvo de nuevo el “si” deseado.
De regreso a la granja, el ex-mendigo no tardó en consagrarse a pasarlo en grande y en sacar provecho de la gran casa y de todo lo que se encontraba a su disposición. Pero el otoño había seguido al verano y el invierno se instaló con sus días cortos y sus rugidos de viento. Al vivir solo y lejos de la animación continua de las grandes avenidas del centro, no tardó en hacerse devorar por el aburrimiento y por la nostalgia. Le faltaba la agitada muchedumbre y la vista del ascensor panorámico alumbrado, subiendo y bajando a lo largo de la fachada sur del rascacielos. Pensaba estar en su derecho y merecer un puesto dentro de una de las sociedades del holding, lo cual no debía representar ninguna dificultad para el director general. Pero dudó mucho antes de tomar al toro por los cuernos y dirigirse al centro de la ciudad.
El director general estuvo ocupado durante todo el día y también parte de la noche. A su salida del despacho, cogió del brazo al ex-mendigo, que estaba en la sala de espera, y lo condujo hasta el ascensor. Escuchó religiosamente la petición que aquel le hizo sobre el hecho de volver a vivir en la ciudad, aguzó sus oídos ante las explicaciones sobre el impactante aburrimiento de la vida del campo y sobre las ganas de estar en el centro de la ciudad iluminada, con él y con toda la gente que lo conocía… Y también se enteró de su voluntad de acceder a un puesto de trabajo en el mismo holding.
De pie, bajo el alto edificio, el director general lo miró fijamente a los ojos y tardó algo más de lo normal en darle una respuesta. Le aseguró que le comprendía y que no podía más que dejarle sacar plenamente provecho de la ciudad, de sus calles y de sus avenidas y también de la vista que, al parecer, apreciaba más, la del movimiento del ascensor panorámico.
- ¿Sabe una cosa? Le devuelvo a usted su vida.
Y se alejó hasta no ser más que un punto perdido entre la tumultuosa muchedumbre.

Abdellah El Hassouni.
Rabat, 24 de octubre de 2015.
Basado en motivos del cuento popular español “El califa, el pastor y la felicidad”.

6 comentarios:

  1. Una verdadera adaptación del clásico cuento que recuerda que "la avaricia rompe el saco".

    ResponderEliminar
  2. un muy bien cuento, fácil a leer sin problema. Muy bien escrito

    Enhorabuena

    Bahia

    ResponderEliminar
  3. Un cuento magnífico.
    El hombre, tenga lo que tenga nunca está satisfecho, quiere más y más y más.

    Enhorabuena maestro.
    Anastasio

    ResponderEliminar
  4. ¡Muy buen cuento, Abdellah!
    Y me gusta el final muy sencillo pero filosófico y profundo a la vez: cuando se da cuenta el protagonista que jamás podría satisfacer al mendigo le diera lo que le diera, pone un punto final con la frase “sabia y acertada” que resume todo lo que ha experimentado y vivido el mendigo sin valorarlo

    “Le devuelvo a usted su vida.”
    ¡Felicidades!
    Rkia

    ResponderEliminar

No olvides que nos importa tu opinión... Comenta nuestros textos, cuentos y poemas... Gracias.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Cantando los versos de José Martí.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Iman y Anastasio recitando a Mario Benedetti. Mohammed a la guitarra.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Manal, Ahlam y Assia recitando a Oliverio Girondo.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Rkia recitando a Delmira Agustini

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Bahia recitando a Alfonsina Storni.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Laura & Mohamed y Mohamed & Laura cantando a Alfonsina Storni.

Ensayando para el Día E junio 2015

Ensayando para el Día E junio 2015
Grupo del Taller de Lectura y escritura 2015

Recital 18 de junio de 2016

Recital 18 de junio de 2016
21.00 Instituto Cervantes de Rabat

Bahia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Bahia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Recital del 24 de abril de 2015

PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Viernes, 24 de abril de 2015, 19.00 -INSTITUTO CERVANTES DE RABAT -

Aïcha. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Aïcha. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Recital del 24 de abril de 2015

Iman.PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Iman.PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Recital del 24 de abril de 2015

Fatima. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Fatima. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Rabat, 24 de abril de 2015.

Abdellah. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Abdellah. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Viernes, 24 de abril de 2015

Rkia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Rkia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Viernes, 24 de abril de 2015

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010
Tras la lectura...

Lectura del Taller. 19 de junio de 2010

Lectura del Taller. 19 de junio de 2010
La lectura

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010.

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010.
La lectura...

Lectura del Taller.19 de junio de 2010

Lectura del Taller.19 de junio de 2010
Tras la lectura

LOS ESCRITORES DEL BLOG...

LOS ESCRITORES DEL BLOG...
Aixa, Abdellah, Rkia y Abdelkrym (abril de 2013)

LOS ESCRITORES DEL BLOG.

LOS ESCRITORES DEL BLOG.
Aixa, Anastasio, Rkia y Abdelkrym (abril de 2013)

Alumnos del Taller

Alumnos del Taller
Tras la clase. Diciembre de 2010

A ORILLAS DEL BU REGREG...

A ORILLAS DEL BU REGREG...
... IMÁGENES QUE FLUYEN... (Fotografía cedida por Abdellah El Hassouni)