TALLER DE ESCRITURA "A ORILLAS DEL BU REGREG" DEL INSTITUTO CERVANTES DE RABAT

Bienvenidos a «A ORILLAS DEL BU REGREG», el blog de los integrantes del TALLER DE LECTURA Y ESCRITURA CREATIVA, un curso especial que realizamos desde hace ocho años en el INSTITUTO CERVANTES de RABAT (MARRUECOS). En este espacio damos a conocer los EJERCICIOS DE ESCRITURA que se proponen en clase y que realizan nuestros alumnos, aunque también publicamos colaboraciones de nuestros lectores.

Muchas gracias por leernos y por compartir vuestras opiniones.
Ester Rabasco Macías (profesora del Taller)

Nuestro canal en YouTube: A ORILLAS DEL BU REGREG https://www.youtube.com/channel/UCOxmhYlix9perGlx2QEioag

CONSULTA NUESTRA PROGRAMACIÓN 2017-2018:

https://drive.google.com/file/d/0B058JyBmRRpaQTMyTzVWNUdOTjA/view

En el taller...

En el taller...
Aquí estamos, un día de mayo de 2016...

IMÁGENES DEL TALLER

IMÁGENES DEL TALLER
Comentando un cuento...

viernes, 11 de marzo de 2016

« DAR EL PACHÁ » de BAHIA OMARI



Cuando me vine a vivir a Marrakech, fui bien acogida por la familia del pachá de esta gran ciudad, en el barrio de la casba. Este barrio, el más prestigioso de la ciudad, que se halla cerca del palacio del Rey. Esta familia me ofreció un techo, alimentación y, sobre todo, protección. Eso es todo que gané. Mi función se limitaba a ayudar a la cocinera. Yo era una chica de quince años, sin educación, sin experiencia de la vida. Mis padres eran originarios del campo; no poseían ninguna riqueza. Hace diez años, la sequía cortó la posibilidad de vivir en el campo; y también, la de satisfacer las necesidades primarias. Toda familia buscaba una ocupación en las ciudades más cercanas. Esa fue la razón de que mis padres decidieran enviarme a la ciudad para trabajar y vivir; así, habría una boca menos que alimentar. La preocupación era salvarme de la pobreza. Seguro que no era fácil, pero con la ayuda de la intermedia “Madre Fatna” podía acceder a “Dar el Pacha”.
- ¡Qué suerte! Tengo una habitación sola, y ahora voy a aprender cómo hacer los platos más famosos para la comida de los señores.
La pieza en que yo me alojaba estaba en el sótano, con una cama, una mesita y una ventana, desde la que podía ver el gran jardín de esta casa –aunque podríamos llamarlo “este pequeño palacio”–. No se parecía en nada a mi casa de campo donde yo nací.

Tenía mi vida dividida, como si fuera dos personas diferentes: una vida de antes, en mi casa con mis hermanos y padres; y otra aquí, con la famosa cocinera y el resto de chicas de este nuevo lugar.

¡Qué suerte tuve! La dueña era muy amable conmigo.

Durante algunos años, aprendí todo sobre la gastronomía más famosa de la ciudad gracias a la “Madre Yacout”. También, como era la favorita de la dueña, esta me dio la posibilidad de aprender a leer y a escribir. De esta manera, pude empezar a leer libros y escribir, algo que yo había deseado siempre.

- ¡Qué suerte tengo! Ahora soy como una chica de la ciudad.
El pachá, un hombre que tenía mucha influencia en el gobierno, era también un hombre muy sensible y caritativo, y me propuso a aprender la música y a escribir poesías. Y lo hice sin dudar ni un segundo.
Mi vida en este palacio me cambió por completo. Ahora, soy una mujer con educación, con una nueva visión de la vida. Yo misma estoy impresionada por este cambio. Hasta que, un día, apareció el hijo del pachá. Era un hombre muy guapo, de gran altura, muy educado. Venía de Francia, donde había terminado sus estudios.
Desde la primera vez que lo vi, comprendí que aquel hombre sería el amor de mi vida. Pero ¿cómo era posible? Yo era tan solo una chica del campo, pero él era el hijo del pachá. Bueno, dejemos que el tiempo haga lo mejor para todos, me dije a mí misma.
- ¡Tengo una ventaja! ¡Su madre y su padre me aprecian! Eso es algo positivo. Pero ¿cómo puedo ganarme su corazón?
Aquella era la pregunta más importante.
En aquel momento, yo ya era una chica muy educada: tenía mis lecturas, componía poesías, dominaba la música. Podía discutir sobre diferentes temas: economía, política, escritores, poesías y novelas.
¿Podría confesarle mi amor a ese hombre?
- Creo que sí –me dije.
Un día, cuando Ali estaba paseando por el jardín del palacio, me vio sentada en un banco y me dijo si podía contarle cómo había sido mi vida allí. Me desbordó la alegría.
- ¡Tengo una oportunidad que no puedo perder! –me animé a mí misma. Y empecé a contarle toda mi vida hasta aquel instante.
Ali se mostró muy impresionado.
Con cada encuentro, nuestro amor se fue convirtiendo en un amor profundo. Así que solo necesitábamos el consentimiento de sus padres.
¿Qué podíamos hacer? La decisión estaba en sus manos, yo soy una chica del campo.
Todos en palacio sospechaban que había algo entre nosotros dos, pero no podían decir nada hasta el día en que Ali pidiera el consentimiento de sus padres. Y ese día llegó.
- Dios mío, ¿qué vas decirles?–le pregunté.
Ese día era un día de fiesta. Toda la familia del pachá estaba reunida en el palacio. Nosotras habíamos preparado muchos platos y pasteles por la mañana, aunque era el resultado del trabajo de dos semanas. Aquel famoso día, cuando ya se habían servido la comida y el postre, Ali se levantó y dijo:
- Prestadme vuestra atención, por favor. Quiero decir algo que reservaba para esta ocasión.
Toda la familia se calló de repente. Ali me llamó, me cogió la mano y dijo:
- Ghalia y yo estamos enamorados y quiero casarme con ella. Quiero aprovechar esta fiesta para pedir su mano; desde luego, con el permiso de su padre y de mi familia.
Un silencio muy pesado reinó en la sala. Mi corazón estaba en su apogeo. Claro que quería casarme con él, pero…
Todo se volvió muy confuso, porque yo sabía que tenían varias chicas en la familia, muy educadas, bellas… Pero él me había elegido a mí. A mí, una chica del campo, pero educada también. Lo que me importaba entonces era la opinión de sus padres; sin embargo, la de mi familia… Yo sabía que, para ellos, era un honor casarme con el hijo del pachá.
Al cabo de pocos días, el pachá me convocó en su despacho para hablar conmigo. Sabía por qué… Pero, a veces –me dije– el amor puede ganar. Cuando hablé con él, no sentí ninguna diferencia de nivel social. Se mostró muy cortés, amable:
- Ghalia, tu nombre define algo precioso y mi hijo es un hombre, una persona, con muchas cualidades. Lo que quiero decir es que su mujer debería ser una persona que pudiera amarle profundamente, sin tener en cuenta su nivel social, ni su riqueza. Tú perteneces a esta casa, aquí tienes todo lo que puedas desear: educación, una vida interesante en sociedad, buenas maneras… Y todo lo que se te pueda pedir para ser elegida como esposa de mi hijo.
- ¿Qué opinas?
En ese momento no pude decir ni una palabra. Y como dice el proverbio “El que calla otorga”. A veces sí, pero a veces es el hilo de la reflexión. La conclusión acerca de aquella situación es que no podía aceptar aquel matrimonio por muchas razones: las diferencias sociales entre nuestras familias, la degradante mirada de sus primas, el sentimiento de inferioridad que iba penetrando en mí frente a aquel matrimonio.
Todo se enredaba en mi mente y no podía dar una respuesta convincente para rechazar el matrimonio.
- ¿Qué quiero?
La verdad es que el amor tiene el poder de borrar todas las imperfecciones de la sociedad.
En Dar el Pachá he aprendido mucho, todo lo que una chica del campo podría pedirle a Dios: el comportamiento de las mujeres de la gran esfera, la lectura, la escritura, la música, el arte de la gastronomía…
Ahora me veo a mí misma ante la vanidad de aceptar este honorable matrimonio; de lo contrario, debería abandonar este palacio…

Bahia Omari
Febrero de 2016
Actividad basada en motivos de relato “Hotel Almagro” de Ricardo Piglia.

8 comentarios:

  1. Es una historia en la que muchas jóvenes del campo pueden verse identificadas. Tratas el tema de las diferencias sociales. Una historia realista, como la vida, pero con pinceladas de fantasia que lo hace interesante. Me encanta el nombre que has elegido para la protagonista.

    ResponderEliminar
  2. Bahia
    Cómo podemos cualificar la vida de Ghalia: ¿suerte o desgracia?
    Con este cuento bien hecho planteas una cuestión bastante espinosa y profunda.
    Enhorabuena amiga
    Abdellah

    ResponderEliminar
  3. Bahia, me gusta mucho tu cuento. Una historia en la que muchas personas pueden verse reflejadas.
    Coincido con Abdellah en cómo es la vida de la protagonista, ¿una suerte o una desgracia? una suerte de poder acceder a un mundo que, en un principio, le era inalcanzanble o una desgracia de no poder casarse con el amor de su vida.
    Has dejado un final que puede tener una continuación en otra historia y que espero que escribas pues estoy ansioso de saber el destino de Ghalia.
    Anastasio

    ResponderEliminar
  4. Bahia; me gusta como has tejido este historia, en la que se crea el contraste de la vida a través dos mundos opuestos desde el nivel social, cultural,...hasta el culinario.Este problema de grandes diferencias se puede ver a gran escala también; a escala mundial.
    Pues,volvimos a nuestra historia,Bahia ¿Qué serà el destino de nuestra protagonista perdida? (Me parece la familia del pacha no es muy exigente).

    Enhorabuena
    Fatima

    ResponderEliminar
  5. Bahia,
    La historia de la joven campesina que al salir del seno de su familia hace varios descubrimientos: la vida en la ciudad, el modo de vida de una familia rica y culta. También descubre la enseñanza, la música, la poesía,… El cambio de la protagonista Ghalia lo resume su frase: “Ahora, soy una mujer con educación, con una nueva visión de la vida. Yo misma estoy impresionada por este cambio”. Y lo dice antes de su gran descubrimiento; el amor. Así, los sueños lo desbordan y se siente indecisa al cruce de caminos…
    Se reconoce el estilo con firma tuya “estilo bahianieno” si se puede decir así.
    El texto es agradable de leer.
    Me gusta mucho tu cuento porque refleja tu generosidad de escritora: Esta romántico, lleno de ternura y de magia.
    ¡Me encanta el final abierto que hace participar al lector…!

    ¡Felicidades amiga!
    Rkia.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias amigas e amigos por vuestros comentarios. Vuestros ánimos me apetecen a continuar el cuento.
    ¿una suerte o una desgracia? será el titulo de la continuación del cuento. ¿Qué piensen?

    Gracias a todos

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias amigas e amigos por vuestros comentarios. Vuestros ánimos me apetecen a continuar el cuento.
    ¿una suerte o una desgracia? será el titulo de la continuación del cuento. ¿Qué piensen?

    Gracias a todos

    ResponderEliminar
  8. Que maravilloso cuento pero tan triste ! Dejanos sonar con El Gahlia por favor Bahia !! Un cuento de hada que me ha gustado mucho por la manera tan sencilla con la que lo has escrito ! La vida de las Chicas de campo habitualmente terminan muy mal pero con tu boligrafo has podido pintar un cuadro lleno de felicidad y de buenos sentimientos : generosidad , altruismo , amor , esperanza.... Y al final que???? Por que no puede seguir en el mismo barco de ilusion ?? Gracias de haber imaginado tantas buenas cosas en un mundo que sigue desvelando su lado oscuro !!! Enhorabuena !!

    ResponderEliminar

No olvides que nos importa tu opinión... Comenta nuestros textos, cuentos y poemas... Gracias.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Cantando los versos de José Martí.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Iman y Anastasio recitando a Mario Benedetti. Mohammed a la guitarra.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Manal, Ahlam y Assia recitando a Oliverio Girondo.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Rkia recitando a Delmira Agustini

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Bahia recitando a Alfonsina Storni.

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017

RECITAL 9 DE JUNIO DE 2017
Laura & Mohamed y Mohamed & Laura cantando a Alfonsina Storni.

Ensayando para el Día E junio 2015

Ensayando para el Día E junio 2015
Grupo del Taller de Lectura y escritura 2015

Recital 18 de junio de 2016

Recital 18 de junio de 2016
21.00 Instituto Cervantes de Rabat

Bahia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Bahia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Recital del 24 de abril de 2015

PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Viernes, 24 de abril de 2015, 19.00 -INSTITUTO CERVANTES DE RABAT -

Aïcha. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Aïcha. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Recital del 24 de abril de 2015

Iman.PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Iman.PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Recital del 24 de abril de 2015

Fatima. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Fatima. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Rabat, 24 de abril de 2015.

Abdellah. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Abdellah. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Viernes, 24 de abril de 2015

Rkia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA

Rkia. PUESTA EN ESCENA DE POESÍA ESPAÑOLA
Viernes, 24 de abril de 2015

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010
Tras la lectura...

Lectura del Taller. 19 de junio de 2010

Lectura del Taller. 19 de junio de 2010
La lectura

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010.

Lectura del Taller. 23 de abril de 2010.
La lectura...

Lectura del Taller.19 de junio de 2010

Lectura del Taller.19 de junio de 2010
Tras la lectura

LOS ESCRITORES DEL BLOG...

LOS ESCRITORES DEL BLOG...
Aixa, Abdellah, Rkia y Abdelkrym (abril de 2013)

LOS ESCRITORES DEL BLOG.

LOS ESCRITORES DEL BLOG.
Aixa, Anastasio, Rkia y Abdelkrym (abril de 2013)

Alumnos del Taller

Alumnos del Taller
Tras la clase. Diciembre de 2010

A ORILLAS DEL BU REGREG...

A ORILLAS DEL BU REGREG...
... IMÁGENES QUE FLUYEN... (Fotografía cedida por Abdellah El Hassouni)